El trabajo tiene premio

Un ordenado y serio Unión Financiera cuaja un gran partido ante el Ourense y se lleva una victoria que le mantiene arriba

23.01.2016 | 04:54
Dan Trist, con el balón, defendido por Rowley.

El Unión Financiera dejó claro ayer en Orense cuál es el nivel al que puede aspirar. Los de Carles Marco pueden ser un equipo ordenado, inteligente en ataque y duro en defensa. Un conjunto que cuenta con jugadores de calidad para ir sumando victorias y seguir en la zona alta de la clasificación. La gran victoria lograda ayer ante el Ourense debe servir para que el equipo se dé cuenta de que las cosas funcionan mejor cuando las opciones de ataque pasan también por meter balones a los interiores, especialmente al talentoso Dan Trist, que ayer firmó uno de sus mejores partidos desde que está en el club ovetense.

También es importante que un jugador como Cabanas rinda siempre como ayer y no sólo de vez en cuando. El gallego fue un valladar en defensa y cumplió en ataque: capturó ocho rebotes y anotó diez puntos. Cabanas se habrá ganado el aplauso cuando encadene varios partidos como este.

Y eso que el Unión Financiera pudo haber perdido en un final demasiado apretado para lo que fue la línea general del partido. Y aún así habrían cuajado un más que digno encuentro.

Los ovetenses saltaron a la cancha con las ideas muy claras. Los balones a Trist significaron puntos y la intensidad defensiva permitió que los ovetenses tomaran la iniciativa en el marcador desde el primer momento. El primer cuarto fue ajustado (15-17), pero el Ourense tuvo que aplicarse a fondo para que el Unión Financiera no se les escapara. La buena imagen del equipo se mantuvo en el siguiente parcial y ahí a Ourense le costó más seguir el ritmo. Cabanas se unió a la fiesta ofensiva de Trist, y todo ello comandado por un magnífico Bassas. El base catalán leyó el partido con inteligencia.

Los grandes protagonistas eran Trist, Cabanas y Bassas, pero todos sumaron en un Unión Financiera que fue gestionando sus ventajas en el marcador. Una canasta de un activo Zaid Hearst a falta de 2.40 para el descanso puso trece arriba (20-33) a los ovetenses. Ourense redujo la desventaja al descanso (29-35).

El tercer cuarto parecía que era el definitivo. Como un martillo pilón, el Unión Financiera fue trabajándose una nueva máxima diferencia de quince puntos (43-58) después de una canasta de Trist a menos de un minuto del final del periodo. El cuarto acabó once arriba (47-58) para el equipo asturiano.

En el inicio del último cuarto vino uno de los clásicos momentos de crisis del equipo. Un parcial de 9-0 en poco más de dos minutos puso el encuentro en un pañuelo (56-58). Pero el equipo de Carles Marco supo mantener la calma y llevarse un partido que les permite irse al parón (el próximo fin de semana no hay liga por la disputa de la Copa Príncipe) con un muy buen sabor de boca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine