Lne.es »

Punto de resistencia

El Sporting B sumó un empate ante el colista, el Compostela, en un partido muy sólido en defensa pero romo en ataque

01.02.2016 | 03:32
Sporting B 00Compostela

Gijón, Dani BLANCO

El colista, el Compostela, no lo fue tanto en el encuentro de ayer en el Pepe Ortiz. Los gallegos maniataron al Sporting B, que estuvo desconocido en ataque al disparar solo una vez entre los tres palos -con un tiro al larguero de Mateo-. Lo positivo para el equipo de Tomás Hervás fue su faceta defensiva con una defensa bien plantada y un inconmensurable Dennis que solventó con nota su trabajo. Lo mejor para los rojiblancos: el resultado.

El encuentro se presentaba con tintes de final y en ella, el Compostela fue el claro dominador al afrontar el duelo con mayor valentía y apostando por un fútbol combinativo que le hizo acreedor de obtener un resultado mejor, pero el filial rojiblanco lo evitó al no conceder despistes en defensa. Los rojiblancos estuvieron nulos en ataque y no fueron la sombra del equipo acostumbrado a trenzar con velocidad y ser verticales. En esa tesitura, el Sporting B no apareció hasta el minuto 49, cuando Mateo estrelló el balón en el larguero. Pero antes, el conjunto de Tomás Hervás sufrió y mucho. Lo pasó mal porque no está acostumbrado a estar tanto tiempo sin el contacto del balón, lo cual pasó factura a los Juan Mera, Jaime Santos, Pablo Fernández y compañía, que tuvieron que realizar una labor de desgaste que no les dejó oxígeno para hacer su fútbol.

El Compostela ganó el encuentro en la pizarra y creó peligro sobre la portería de Dennis, que respondió a las mil maravillas. El gijonés calentó con un disparo de Guillem, que poco después, volvió a ver como el meta rojiblanco se estiraba para mandar el balón a córner. El guardameta se multiplicó para salvar a su equipo con un nuevo remate de Manu Rodríguez, que desvió con agilidad con la yema de los dedos. Todo ello mientras se esperaba la aparición en ataque del Sporting B, que no apareció en toda la primera mitad.

Fu en el 49, con el mencionado disparo al larguero de Mateo, cuando el Sporting B le metió por primera vez el miedo en el cuerpo al Compostela. Un atisbo de esperanza para ver otra versión del filial, pero que se difuminó rápidamente porque el guión de la primera mitad se prolongó durante la segunda parte. El conjunto gallego también igualó en los disparos al larguero tras una falta de Sergio Sánchez que desvió la barrera y que acabó repeliendo la portería de Dennis.

El Compostela pareció dejarse en Santiago su etiqueta de colista y ofreció una imagen por encima de lo que dicta la clasificación jugando cómodo, encontrando facilidades para llegar al área rival y trenzando a su antojo, aunque para beneficio local, el remate final le fue esquivo. Al final, lo mejor para el Sporting B, fue el resultado y el poder marcharse del Pepe Ortiz con la satisfacción de no encajar goles y seguir sumando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine