Fútbol Segunda B
Sporting B 21Coruxo
 

Luz para volver a enamorar

El Sporting B logra un valioso triunfo ante el Coruxo tras una segunda parte notable y pone fin a una racha de tres meses y medio sin ganar como local

15.02.2016 | 04:09
Luz para volver a enamorar

En el día de los enamorados, el Sporting B logró volver a encandilar a los aficionados con una segunda parte en la que volvió a mostrar sus sellos de identidad. Los rojiblancos trenzaron con calidad, fueron profundos por las bandas desplegando un fútbol atractivo y en defensa estuvo sólido, salvo en la acción del gol del Coruxo. Todo ello para lograr un triunfo necesario que le hace respirar tranquilo, al menos, durante esta semana. El conjunto de Tomás Hervás cerró una dinámica negativa de tres meses y medio sin ganar en casa y sumó tres puntos que pueden servir de inflexión para recuperar su mejor versión.

Frente al Coruxo, el primer tiempo fue titubeante, con un Sporting B jugando a ráfagas y en el que las imprecisiones fueron constantes. Por su parte, el conjunto de Rafa Sáez combinó con certeza y se aproximó con mayor peligro al área rival. Buena cuenta de ello dio Dennis, que solventó con acierto su trabajo. Una de las notas más positivas para los gijoneses fue la solidez mostrada por Alberto y Julio en el centro de la defensa.

Pero el choque vivía de errores y en esas lindes, Mendi tiró de coraje para sacar una gran tajada de un mal despeje de Cifuentes. El delantero avilesino no cesó en su empeño de pelear el balón con el guardameta Brais y alcanzó su objetivo. El balón quedó suelto en el suelo, desde donde el delantero rojiblanco hizo su último esfuerzo para golpear con fe el balón y mandarlo a la red. Una gran maniobra que supuso la nota más positiva de la primera mitad.

Nada que ver con los segundos cuarenta y cinco minutos, en los que el Sporting B cambió totalmente su cara. El equipo de Tomás Hervás fue otro y volvió a ofrecer su juego más alegre y que enamora por momentos. El Coruxo entró en un cortocircuito, bloqueado por el juego más ofensivo del filial que dispuso de buenas ocasiones por medio de Mendi. Pero en el peor momento de los gallegos, Ortiz puso en bandeja el gol a Adrián para hacer un empate inesperado en esos compases del partido. El gol, más que hundir al Sporting B, le hizo ser más atrevido y lanzarse a por una victoria necesaria.

El equipo de Tomás Hervás se volcó por completo hacia la meta de Brais y Mendi, Jaime Santos e incluso el central Alberto, se animaron a probar fortuna -éste último pudo ser objeto de penalti cuando se disponía a rematar a puerta-. Guille Donoso se volvió en un quebradero de cabeza para el lateral Cristobal, que acabó camino de la ducha en el minuto 88. Pero antes, en el minuto 75, el propio Guillermo Donoso templó el balón al segundo palo y Mario Arques cruzó de cabeza el balón lejos del alcance de Brais. El gol hacía justicia a los méritos del Sporting B, que buscaba con ahínco desigualar el marcador. De ahí al final, el equipo de Hervás se mantuvo firme en defensa, sin temblarle el pulso para lograr una victoria necesaria y que le hace no solo mantenerse fuera de los puestos de descenso y de promoción, sino que le ofrece un atisbo de claridad para recuperar su fútbol y su estado anímico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine