Lne.es »

Objetivo, no fallar

El Marino afronta siete partidos vitales ante rivales en teoría asequibles para calibrar sus opciones de entrar en play-off

17.02.2016 | 03:56
Objetivo, no fallar

El Marino afronta la fase decisiva de la temporada con la disputa en el próximo mes y medio de siete partidos (cuatro lejos de Miramar) que van a marcar sus posibilidades reales de luchar por el play off de ascenso en las seis últimas jornadas, en las que recibirá en Luanco al Tuilla, Siero y Ceares, y tendrá que visitar al Avilés, Caudal y Llanes.

Los azulones son ahora octavos con 40 puntos, a seis del Condal con el que empató el pasado domingo (0-0) en el Alejandro Ortea y que cierra los cuatro puestos que tienen el premio del play off, y son conscientes de que tienen que estar muy cerca de los mejores a mediados de abril para intentar meterse.

En el club de Luanco nadie quiere mirar más allá del siguiente rival, en este caso la visita a Miramar del Urraca el próximo domingo (18.00 horas), pero tienen las cuentas hechas y se fijan como meta el llegar vivos al último mes y medio, que es cuando se deciden las temporadas, y para ello tienen que sumar mucho de tres en tres, en concreto hasta superar los 70 puntos.

Los luanquinos perdieron muchos puntos al principio de la Liga ante rivales en teoría asequibles y la meta ahora es sumar donde no se puntuó y al menos mantener los puntos logrados en la primera vuelta. Y el equipo va por buen camino porque en los seis partidos disputados en la segunda vuelta recuperó ocho puntos y se coloca como el segundo mejor equipo en este periodo con 13 puntos, los mismos que Llanes y Caudal y cinco menos que el Langreo, que lo ganó todo. "Sabemos donde están los puntos que necesitamos, lo que hace falta es conseguirlos", reitera el técnico azulón, Blas García.

La clave va a estar en tres partidos: el Covadonga, Gijón Industrial y Oviedo B, que se llevaron un total de ocho puntos. El Cova se impuso (2-3) en Miramar con un gol a última hora que frustró la reacción local tras levantar un 0-2 en contra. El Gijón Industrial privó a los luanquinos de dos puntos con el empate (1-1) en El Frontón; y el Oviedo B ganó por la mínima en El Requexón. Todos son equipos de la mitad de la tabla hacia abajo, excepto el filial azul que lucha también por meterse en el play-off de ascenso, aunque el domingo pinchó y cedió (2-1) con el Praviano.

Los cuatro partidos restantes a jugar el próximo mes y medio se saldaron con victoria en la primera vuelta al vencer al Urraca (0-4), Astur (3-0), Roces (3-0) y Mosconia (4-0).

El gran objetivo del club que preside Luis Gallego es meterse en el play off, de hecho la directiva configuró una plantilla de garantías con jugadores de amplia experiencia en categorías superiores, excepto los más jóvenes. El club hizo varios cambios en el mercado de invierno y llegaron cuatro jugadores: Borja Fanjul, Roberto Suárez, Capelete y Góngora para suplir las salidas de Omar Álvarez, Imanol y Juanín.

El técnico, Blas García, valora los refuerzos. "Del saber hacer de Roberto no dudaba porque es un jugador muy experto y con criterio; Capelete es un chico muy joven que llega a un sitio nuevo y en el debut le costó entrar en el partido porque lleva un tiempo sin jugar de titular pero fue a más; a Borja Fanjul hay que ir dándole minutos, pero está demostrando en los entrenamientos que puede competir por un puesto; y a Góngora aún no le hemos visto porque llegó con un problema en un pie", comentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine