Culé moyáu

Pistolas y ametralladoras

22.02.2016 | 01:47

De acuerdo, Messi no siempre puede ser Messi, pero al menos Messi siempre debería estar en un partido. Y en el estadio Gran Canaria, Messi no sólo no fue Messi sino que tampoco estuvo. Por no estar, tampoco estuvo Neymar, ni Arda, ni el Barça en general. Y, a pesar de esta deficiencia en cuanto al ser y el estar, el Barça ganó el partido ante un Las Palmas que jugó bien a ratos y muy bien de vez en cuando, de forma que a veces el equipo de Setién parecía el Barça y el equipo de Luis Enrique parecía Las Palmas. Y es que el Barça, como el pelo o las uñas, no sufre especialmente cuando le cortan el juego, pero lo pasa muy mal cuando le arrancan la pelota. Las Palmas agarró el balón y el partido se igualó porque el balón hace iguales a los equipos de fútbol como el Colt 45 en el antiguo Oeste americano hizo iguales a los hombres en la pelea. Con un Colt en la mano, el viejo y el joven, el fuerte y el débil, el bueno, el feo y el malo tienen las mismas oportunidades de ganar un duelo. Con el balón en los pies, el Barça puede ganar un partido incómodo y Las Palmas es capaz de no perder un partido imposible. La diferencia entre Las Palmas y el Barça no está en el Colt 45, es decir, en el balón, sino en los tipos que meten el balón en la portería contraria, es decir, las ametralladoras.

Dicen que si el Colt 45 hizo iguales a los hombres en la lucha, la ametralladora hizo iguales a los ejércitos en la guerra. Hasta que se demuestre lo contrario, el Barça juega todos los partidos con Colt 45 y con ametralladora mientras que sus rivales, como mucho, lo hacen con pistola. El equipo canario juega bien al balón, toca bien la pelota, tiene paciencia, ideas y confianza en su plan, pero no tiene ametralladoras. No tiene a tipos como Messi, Neymar o Luis Suárez, que a veces no son y no siempre están, pero es raro el partido en el que uno, los dos o los tres no cumplen con su papel de ametralladora. ¿Y qué puede hacer un Colt 45 contra una ametralladora? Poca cosa. Tarde o temprano todos moriremos, como dice el lanista Próximo en "Gladiator", así que tarde o temprano el Barça perderá un partido. Personalmente, prefiero que el Barça pierda un partido contra una ametralladora, y no víctima de un pistolero con un Colt 45. Pero si hay que morir, que no sea ante el Arsenal en Liga de Campeones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine