Lne.es »

El campo estaba ayer en buen estado

28.02.2016 | 01:46

El Real Avilés tiene hoy un partido de los que sirven para medir sus aspiraciones, más teniendo en cuenta los obstáculos que tiene el técnico para formar el equipo titular. Y es que el conjunto blanquiazul se enfrenta a un equipo que lucha por meterse en los puestos de play-off y además tiene un estilo de juego muy peculiar. El Colunga pone el ojo en la portería y no la deja de mirar en ningún momento.

El técnico del Avilés, Pablo Lago, tiene claro que este modo de jugar les dará mucho trabajo, tanto en defensa, en donde espera que la calidad de los jugadores del ataque colungués de mucha guerra, como en ataque, para tratar de aprovechar los espacios que deja el rival en su obsesión por la portería, que hasta su entrenador, José Luis Rodríguez, reconoce. "Tenemos un juego muy alegre, marcamos muchos goles pero también los recibimos", afirmaba esta semana el técnico del Colunga.

El Real Avilés afronta el partido en el campo del Colunga con la defensa tocada por las bajas, algo que también afecta al centro del campo en donde tampoco estará un titular indiscutible, Dudi. Durante la semana, el técnico ha estado dándole vueltas al once titular que tiene que tratar de ganar al equipo colungués hoy y es en la zaga y el centro del campo, donde más dudas hay respecto a qué decisión tomará. Sin Pantiga, sancionado, y sin Otero, que finalmente no se ha recuperado por completo de su lesión, para actuar de centrales, y sin Dudi, el técnico tiene pocas opciones en esa zona, más habiendo dejado a Ibón fuera de la convocatoria.

Tanto es así, que el entrenador tendrá que optar, salvo revolución, por volver al sistema de defensa de cuatro, algo que quería evitar. La defensa de tres que culminaba pudiendo colocar a dos delanteros en punta, estaba funcionando muy bien y de haber contado con Otero, que fue duda hasta ayer, podría haber encontrado forma de mantenerlo.

En ocasiones, Pablo Lago ha retrasado a Nacho Fernández a la defensa para cubrir alguna baja, pero en esta ocasión el ovetense hace falta en el centro del campo para cubrir a Dudi. La cuestión es a quién colocará en el centro de la zaga con Borja Noval. Una opción es reconvertir a Fidalgo a central. Así, el técnico podría optar por contar con Guillermo en la portería; Marcos Torres, Borja Noval, Fidalgo y Óscar Ruiz, en defensa; Jorge Sáez, Nacho Fernández y Nacho Méndez en el centro del campo; Matías en la banda derecha y Jorge Rodríguez y Álex García turnándose entre la banda izquierda y la punta. Sin embargo, el entrenador puede dar entrada a Luismi o Cristian en ataque y es que no ha querido dejar muchas pistas.

Salte quien salte al campo, el equipo saldrá a por todas en el campo colungués. Aunque no sea fácil, el conjunto blanquiazul no quiere frenar la racha positiva en la que está inmerso tras tres victorias consecutivas y, sobre todo, busca seguir presionando al Langreo, a cuatro puntos, y al Caudal, a ocho, para acercárseles en la clasificación.

Por su parte, el Colunga llega con muchas ganas de hincarle el diente a los blanquiazules. En el partido de la primera vuelta los colungueses se quedaron con la sensación de que podían haber sacado más que una derrota en el choque en el Suárez Puerta y ahora querrán resarcirse. Sobre todo, después de llevar dos derrotas consecutivas y tres partidos sin ganar, además de uno aplazado por el temporal, lo que ha hecho que se descuelguen algo en la lucha por la cuarta plaza de la clasificación, a ocho puntos con un partido menos.

Para el choque de hoy José Luis Rodríguez no podrá contar con Jorge, que fue expulsado en el partido de la semana pasada, además de con Israel y Pola, que se recuperan de sendas lesiones. Los tres jugadores son defensas, por lo que Rodríguez también tendrá que dar una vuelta a su equipo inicial.

Sea como sea, los dos entrenadores pronostican un partido muy disputado, un choque de estilos que puede dar mucho juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine