El milagro de los "foxes"

El Leicester de Claudio Ranieri se afianza al frente de la Premier cuando hace un año era el colista

29.02.2016 | 03:52
El argentino Leonardo Ulloa, a la derecha, remata a la red en la jugada que daba el sábado la victoria al Leicester en su partido ante el Norwich.

En la temporada 2014-2015 todo el mundo daba por sentado en el King Power Stadium que iban a pasar muchas tardes de sufrimiento. El modesto Leicester acababa de regresar a la Premier y el tiempo se encargó de dar la razón a los seguidores de los "foxes" (zorros), que hasta la jornada 27 ocuparon la última plaza de la tabla a siete puntos de la salvación. Pero en un final de temporada espectacular los de Nigel Pearson, sumando 22 puntos de 27 posibles en las nueve últimas jornadas, lograban mantenerse en la máxima categoría.

Para muchos acababa de nacer el milagro del Leicester, aunque la permanencia no le valiera a Pearson para seguir en el banquillo. Y es que el club apuntaba a cotas más altas. En sus 132 años de historia apenas podía presumir de un subcampeonato de la Premier hace casi noventa años, en la temporada 1928-29, y de siete títulos de Segunda, pero la llegada de Vichai Srivaddhanaprabha, el magnate tailandés propietario del consorcio King Power International que gestiona las tiendas libres de impuestos en los aeropuertos de su país, prometía sacarle de las penurias.

Como primer paso emitió artificialmente 103 millones de acciones por valor de una libra canjeándolas por la deuda del club -el comprador de esas acciones fue el propio Srivaddhanaprabha a través de King Power, que ponía así su nombre al estadio-; contrató a un entrenador de experiencia contrastada como el italiano Claudio Ranieri (Valencia, Atlético, Parma. Juventus, Roma, Inter, Mónaco, Chelsea y selección griega en su curriculum) y se gastó 40 millones de euros en fichajes el pasado verano. Y los resultados no tardaron en llegar... aunque nadie esperara que alcanzaron el nivel actual: Hace un año el Leicester era el colista de la Premier y hoy es el líder destacado de la misma tras haber perdido sólo tres encuentros esta temporada -los dos ante el Arsenal y uno frente al Liverpool-, por dieciocho victorias y seis empates.

Y todo ello logrado en base a un sistema "made in Ranieri": un bloque compacto y un esquema de juego basado en el contragolpe. Sin figuras de talla internacional aunque con dos nombres propios que destacan en el vestuario: el portero Kasper Schmeichel, hijo de Peter Schmeichel, el que fuera mítico portero danés del Manchester United, y el delantero Jamie Vardy, máximo realizador del campeonato con 19 tantos y que el pasado 28 de noviembre se convertía en el primer jugador en marcar en once jornadas consecutivas en la Premier, superando las diez del holandés Van Nistelrooy con el United.

El Leicester ganó el sábado al Norwich con un solitario gol del argentino Ulloa y cuenta con dos puntos sobre el Tottenham, que ganó 2-1 al Swansea, y cinco respecto al Arsenal, que caía 3-2 en su visita al United.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine