El Marino no se rinde

Los luanquinos siguen pensando en el play off a pesar de que la derrota con el Covadonga les deja poco margen de error

01.03.2016 | 04:03
Pablo Hernández se dispone a centrar durante el Covadonga-Marino.

El Marino no se rinde y seguirá luchando para llegar al play off hasta que las matemáticas dejen la más mínima opción. El equipo entrenó ayer en Balbín con el ánimo tocado después de la derrota (1-0) del pasado domingo frente al Covadonga en un partido que se torció desde el primer minuto con la lesión del central José Ángel y en el que los azulones pagaron su falta de acierto ante el marco rival, pero ya piensa en el choque del próximo domingo (12.30 horas) en el Hermanos Llana ante el colista Astur.

El Covadonga había ganado (2-3) en la ida en Miramar y los luanquinos aspiraban a recuperar esos tres puntos vitales en su lucha por alcanzar el cuarto puesto, pero la derrota les deja con muy poco margen de error. Los azulones jugaron quizás el mejor partido de la temporada a domicilio y tuvieron muchas ocasiones para marcar, pero perdonaron y encajaron el gol de la derrota en un buena contra y en la única ocasión que tiró el Covadonga a portería. El problema es que la parte importante de la temporada llega en un momento delicado por las lesiones después de unas jornadas en las que el técnico, Blas García, había podido contar con la plantilla al completo.

El último lesionado es José Ángel, que tuvo que dejar el partido ante el Covadonga por un dolor en el adductor derecho. El central hará hoy una ecografía para saber el alcance de la lesión, pero los servicios médicos del club no son optimistas y cuentan con una posible rotura de fibras que le tendrá fuera del equipo entre tres y cuatro semanas, en función de su importancia.

José Ángel ya sufrió una lesión similar antes del parón navideño que le dejó fuera muchas semanas hasta que volvió al once en el último partido en Miramar frente al Urraca (1-0) por la lesión de Samuel, que tiene una pequeña rotura en el adductor izquierdo desde el partido contra el Condal y aún no empezó a meterse con el grupo. Son dos bajas importantes porque ambos luchan por un puesto en el centro de la defensa junto a Boris.

La otra baja significativa es Dani López, que arrastra un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha desde hace un mes que le mantendrá fuera otras dos semanas. El joven Góngora aún no pudo debutar por un golpe en un pie, y Geni tampoco entrenó ayer por un dolor de ciática aunque es previsible que se vaya metiendo en el grupo durante la semana y que pueda jugar el domingo. El equipo descansa hoy martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine