Fútbol

Polémico final de un partido de juveniles en el campo del Astur

02.03.2016 | 04:09

El Hermanos Llana fue el escenario de un hecho curioso, producto de la rigurosidad arbitral. Carlos Martín Agudo Daza decidió suspender en el minuto 89 el partido Astur-Llano 2.000 B de Liga Nacional Juvenil ante la negativa del coordinador del club local, Luis Sánchez, de abandonar la zona situada entre la valla y el edificio de vestuarios.

Agudo Daza imitó a su colega alemán Felix Zwayer, que el 21 de febrero abandonó el césped durante un Bayer Leverkusen-Borussia Dortmund ante la negativa del entrenador local, Roger Schmidt, de marcharse del banquillo tras ser expulsado. El partido estuvo parado diez minutos hasta que Schmidt reconsideró su postura.

Un penalti contra el Astur, señalado por Agudo Daza en el minuto 89, desencadenó los acontecimientos. Según recoge en el acta, tras amonestar al entrenador local, Rubén Álvarez, "me percato de las presencia de dos directivos del Astur protestando las decisiones del trío arbitral con brazos en alto y dirigiéndose a mí en los siguientes términos: "qué cojones pitas". En ese momento ordeno al delegado de campo que ordene abandonar a dichas personas la zona vallada y delimitada para el paso de jugadores y trío arbitral al vestuario".

Al darse cuenta de que las dos personas (el secretario de la directiva, José Antonio Granda, y el coordinador, Luis Sánchez) seguían en la zona, el árbitro volvió a dar la orden, que Sánchez se negó a cumplir, según el acta, porque alegó que "tengo que controlar el marcador. Me da igual, no me voy a ir". Ante la sorpresa general, Agudo Daza ordenó a los jugadores, que estaban preparados para el lanzamiento del penalti, que se retiren a los vestuarios, dando por finalizado el partido con 0-1.

El presidente del Comité Asturiano de Árbitros, José Manuel Suárez, reconoció que Agudo Daza se equivocó al dar por finalizado el partido, ya que los dos dirigentes del Astur no se encontraban en el área técnica. Suárez considera que, al margen de la actitud de Granda y Sánchez, el árbitro debió de tener la suficiente mano izquierda para permitir el lanzamiento del penalti antes de dar por finalizado el partido. Tanto el Astur como el Llano 2.000 renuncian a reanudar el juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine