Y ahora, que corra

Tanto McLaren como Honda destacan la fiabilidad del nuevo coche, pero Fernando Alonso advierte de que "nos faltan caballos" - Sólo los monoplazas de Manor y Haas han rodado en los entrenamientos de Montmeló por encima de los tiempos del MP4-31

06.03.2016 | 04:40
Fernando Alonso, rodando con el McLaren el pasado jueves en Montmeló entre el Mercedes de Lewis Hamilton, en primer término, y el Ferrari de Sebastian Vettel, al fondo.

El circuito barcelonés de Montmeló cerraba el viernes sus puertas a los entrenamientos de pretemporada de las once escuderías que tomarán parte en el Mundial del presente año. En menos de dos semanas, el día 18, Melbourne abrirá las suyas a las primeras sesiones de trabajo del primer Gran Premio de la temporada: Australia. Y así, un no parar hasta el 27 de noviembre, cuando en Abu Dhabi culmine la temporada más larga, con sus 21 citas, de la historia del "Gran Circo".

En el garaje del binomio McLaren-Honda sigue habiendo preocupación lógica por el futuro pero nada que ver con la tensión de hace un año. Entonces el coche era un auténtico desastre y las dudas generadas por el accidente de Fernando Alonso, que la firma de Working envolvió en un manto de oscurantismo, no fueron más que el preámbulo de una nefasta temporada.

Hoy, el McLaren-Honda, especialmente el que se ha visto esta última semana en Montmeló con el nuevo propulsor de la firma japonesa, es capaz de rodar en medio del pelotón y de certificar un comportamiento fiable en pista. En el total de estos ocho días de trabajo entre el asturiano Alonso y el británico Jenson Button han completado 692 vueltas al circuito por las 381 del pasado año.

"Creo que ahora tenemos un coche fiable con el que empezar la temporada. La base es buena", señalaba el director deportivo de McLaren, Eric Boullier, a la conclusión del trabajo en Montmeló. "El punto de inicio es muy bueno", aseguraba por su parte Yusuke Hasegawa, el nuevo máximo responsable de Honda.

En McLaren y en Honda confían en haber resuelto el problema de fiabilidad que pesó como una losa sobre el equipo la pasada campaña (doce abandonos entre Alonso y Button) pero la F1 es una competición de velocidad y velocidad le falta de momento al MP4-31. En Montmeló sólo rodó claramente por debajo de los tiempos de Manor y la debutante Haas (únicos monoplazas que no lograron bajar del 1:25), aunque cerca de la "clase media" que integran Sauber, Renault, Toro Rosso, Red Bull, Force India y Williams. Ferrari y Mercedes, como el pasado año, están un par de escalones por encima; la firma alemana destacando de manera especial por su robustez (1.290 vueltas, más de dos grandes premios completos por jornada, realizaron entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg) y la italiana despuntando por sus buenos tiempos, cerrando tres jornadas por debajo del 1:23 -únicos que lo lograron- y con Kimi Raikkonen estableciendo la mejor vuelta d ela pretemporada en 1:22.765; dos segundo por debajo de los McLaren.

"El coche es mucho más fiable, pero nos faltan caballos, más carga aerodinámica y mejorar la parte de atrás. El talón de Aquiles seguirá siendo la potencia". Así resumía Alonso la situación actual. Boullier admitía por su parte que les había faltado tiempo para probar todas las nuevas especificaciones y que no será hasta el mismísimo GP de Australia cuando puedan hacerlo.

En todo caso, la pretemporada en la F1 tiene de cara al aficionado pocas conclusiones que sacar. Los equipos esconden en el garaje más de lo que enseñan en la pista, y nadie duda por ejemplo de que Mercedes se ha guardado un segundo para exponerlo en Australia, en tanto a Ferrari siempre le gustó presumir ganando hasta en los ensayos.

"Mientras no se dispute la primera carrera no tendremos respuestas reales sobre el potencial del coche", reconocía Fernando Alonso. "No voy a hacer predicciones que puedan llevarnos a engaños. Que ambos coches terminen en Australia sería brillante", comentaba por su parte Boullier. Un objetivo claramente de mínimos porque no parece que al asturiano le baste con terminar. "Si voy a algo es porque pienso que puedo ganar", mantiene. Y en esta su decimoquinta temporada en la F1 y con 34 años el ovetense quiere poner al menos las bases para volver a luchar por el título.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine