Lne.es »

La defensa marca la buena racha del Avilés

El equipo blanquiazul, que lleva siete victorias consecutivas, ha conseguido mantener su portería a cero en cinco de ellas

27.03.2016 | 05:35
Guillermo, Jorge Fidalgo y Pantiga, en un entrenamiento en el Suárez Puerta.

El Real Avilés retoma mañana los entrenamientos tras unos días de descanso y lo hace con la idea de no frenar la excelente racha en la que está inmerso. El conjunto avilesino no tendrá partido hasta el próximo miércoles, en el campo del Atlético Lugones, y allí contará con la oportunidad de igualar la mejor racha de victorias de la temporada, ocho. La dura derrota ante el Siero, de la que una semana después se quitaron la espina remontando el partido al Caudal (2-1), fue un punto de inflexión para los blanquiazules, que esperan no frenarse ya hasta el final de la competición.

El juego defensivo blanquiazul tiene mucho que decir en este buen momento por el que pasa el equipo. El Avilés solo ha encajado trece goles en lo que va de temporada, pero seis de ellos fueron entre la jornada 20 y la 25, uno por encuentro, coincidiendo con un momento de bajón del equipo que le llevó a cosechar once puntos de 18 que había en juego. El siguiente partido fue el que le enfrentó al Llanes, que terminó con victoria por 1-0 y desde ese momento lleva cinco partidos ganando y sin encajar ningún gol.

"Pablo Lago siempre dice que la defensa empieza con el delantero", comenta Luismi. Es una premisa del juego del técnico blanquiazul, que siempre pide a sus jugadores más atacantes un extra para ayudar cuando el rival tiene el balón. Eso puede haber ayudado a que el Avilés sea uno de los equipos menos goleados, solo por detrás del Caudal, que recibió diez goles (tres de ellos marcados por el conjunto blanquiazul), y por delante del Langreo, con 19, o el Marino, con 21. Sin embargo, el trabajo de la zaga y de Guillermo en la portería es incontestable.

Las bajas en defensa, un puesto muy castigado por las lesiones, han hecho que el técnico tuviera que variar las posiciones más defensivas. Sin embargo, con la llegada de los refuerzos en el mercado invernal, el entrenador por fin pudo jugar con el sistema que quería, con tres defensas y dos carrileros. El cambio no fue fácil de asimilar, pero los jugadores ya se han adaptado al sistema y está dando sus frutos.

Para el partido del miércoles, el técnico no podrá contar con el central Pantiga, que ha jugado siempre que ha estado disponible, y sigue pendiente de otro de los centrales, Otero, que ya ha entrado en las dos últimas convocatorias, pero todavía no ha tenido minutos después de su lesión en el isquiotibial.

Estos días de descanso, desde el viernes vienen muy bien a los jugadores que más minutos han disputado en lo que va de liga. Ahora, el equipo quiere volver con las pilas cargadas para afrontar estos dos últimos meses de competición regular, y un play-off en el que ya nadie apuesta por que no esté el Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine