Lne.es »

Reconocimiento de oro para Teli Lana

La Federación entrega su máxima distinción a la ovetense, que sigue esquiando a los 85 años

17.04.2016 | 05:51
Teli Lana agradece la insignia de oro y el diploma que le entregó Alfonso Lena, a su espalda.

A sus 85 años, Teli Lana sigue calzándose las tablas, por lo que no es exagerado decir que lleva toda su vida esquiando. Razón suficiente para que la Federación de Deportes de Invierno del Principado de Asturias le (FDIPA) entregase ayer su insignia de oro, en un acto que se celebró en la sede del Club Alpino Peñaubiña, en Pajares.

María Teresa Lana Gómez (Oviedo, 1931) siempre ha huido de homenajes y reconocimientos porque "nunca me gustó figurar". Pero como el presidente de la FDIPA, Alfonso Lena, la pilló "en un día tonto" cuando le comunicó que había sido la elegida para llevarse un reconocimiento que, desde hace diez años, distingue a personajes relevantes del esquí asturiano, ayer se acercó hasta el Peñaubiña encantada.

Con 14 años, Teli empezó a subir con sus padres hasta Pajares, donde aún no se vislumbraba la estación que más tarde sería la referencia del esquí en Asturias. El deporte la enganchó desde el principio, pese a que en su familia no había más tradición que un hermano de su padre que no vivía en Asturias. Su formación fue casi autodidacta. "Se trataba de ponerte los esquíes y bajar como podías", explica, aunque le salen nombres como Chus Valgrande, Paquito Montes o Arturo Buylla cuando se le pregunta por sus maestros

Teli Lana destaca las ventajas de practicar esquí en la actualidad, con buenos materiales y métodos de enseñanza que permiten aprender "en una semana". Menos importancia le da a su condición de mujer, que no le acarreó ningún problema añadido a la hora de hacer deporte: "No es que entonces hubiera muchas, pero por ejemplo en Gijón había un grupo con unas cuantas esquiadoras".

Del aprendizaje pasó pronto a la competición, que siempre se tomó como un complemento de la práctica misma, sin ningún tipo de presión ni mayores aspiraciones. Probó con todo tipo de modalidades (descenso, slalom especial y gigante), a las que añadió el esquí de fondo en una época en la que Asturias presumió de los "Galgos" de Pajares, tres de los mejores especialistas españoles.

Consiguió medallas en campeonatos de Asturias y del Cantábrico, además de quedar cerca del podio en los campeonatos de España. Pero más que los resultados, Teli se queda con el ambiente del que disfrutó: "En mi época la gente del esquí estaba muy unida". Lógicamente, el esquí también le ha dejado alguna ciatriz, que acepta con naturalidad: "Tuve roturas de tibia, peroné, en las costillas y los hombros, pero nunca me dio miedo ponerme los esquíes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine