Lne.es »

Michu evita problemas

El ovetense marca su segundo gol, el cuarto del Langreo, cuando el Llanes más estaba apretando para empatar

18.04.2016 | 03:39
Manu Blanco, en primer término, durante el partido de ida ante el Llanes, en Ganzábal.

El Llanes vio rota su racha de cinco victorias seguidas en San José por la visita de un Langreo con mucho oficio y con un Michu que con sus dos apariciones ofensivas resultó decisivo en el marcador final, sobre todo con su segunda diana, que llegó cuando se mascaba el empate a tres en pleno acoso llanisco.

Un partido en el que a los siete minutos ganas 0-2 se te pone tan de cara que muy pocas veces el equipo que lo logra acaba perdiendo puntos. Un tremendo zurdazo desde fuera del área de Michu tras robar el balón y un gol de pillo de Nuño, que recogió un rechace de Gabri a remate de Guille, pusieron a los azulgranas con una cómoda ventaja cuando muchos aficionados visitantes aún no se habían situado en la grada. Entre ambos goles, el Llanes demostró que no iba a ser tan fácil, pues Diego Arias estrelló un disparo similar al de Michu en el travesaño.

Tras los goles, el Langreo se dedicó a dejar pasar los minutos confiado en su ventaja, pero un penalti de Turzo a Diego Arias lo convirtió Alonso en gol y metió el miedo en el cuerpo a los langreanos, aunque esa sensación sólo les duró tres minutos, los que tardó el lateral Pelayo en marcar de cabeza el tercero, tras servicio, también de cabeza, de Turzo. Y la cosa pudo ser peor para los locales pues, antes del descanso, Nacho Calvillo cabeceó al travesaño el que bien pudo haber sido el cuarto tanto visitante.

Pero la segunda parte fue otra cosa. El Langreo cedió mucho terreno buscando el contragolpe y el Llanes, con la salida de Jorge, les acogotó atrás y acortó distancias por medio de Yoni, que conectó una sensacional media chilena tras un pase de Hugo que mejoró el gol inicial de Michu. Y pudo empatar el Llanes en dos claras ocasiones, sobre todo en una entrada de Jorge por la banda izquierda que Rubén remató fuera. Y cuando estaba más cerca el empate, una falta lejana botada desde la izquierda la remató Michu con la zurda y sin dejar caer el balón, en una gran maniobra más propia de un delantero centro, que, ahora ya sí finiquitó el partido. Incluso el Langreo pudo ampliar la cuenta, pero entonces apareció el guardameta Gabri con dos grandes intervenciones para evitarlo.

Una victoria que permite al Langreo aumentar la distancia que tenía con el Avilés, que ayer empató a cero en el derbi ante el Marino. Los de Hernán Pérez sacan ahora tres puntos a los de Pablo Lago. Y aún aspiran al primer puesto del Caudal, al que tienen a seis puntos. El Llanes, por su parte, sigue cómodamente situado en la novena plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine