Con la soga al cuello

El Sporting B necesita sumar al menos un punto más que el Guijuelo en la última jornada para disputar la promoción

08.05.2016 | 05:32
Pablo Fernández, en primer término, Jaime Santos y el capitán Alberto se lamentan tras la derrota.

Burgos, Área 11

Al Sporting ya sólo le queda la promoción de permanencia como meta después de su derrota ayer en Burgos. Y dependiendo del Cacereño. Los de Isma Piñera necesitan ganar o empatar en la última jornada ante el Guijuelo y que el Cacereño empate o pierda, respectivamente, en su visita al Izarra. Y eso que todo pintaba muy bien después de que Garrido adelantara al cuadro gijonés en los primeros compases. Incluso mereció el filial irse al descanso con mayor ventaja, pero el guión cambió por completo en la reanudación y el Burgos remontó con los tantos de Adrián y Zarandona.

El Sporting B salió muy mentalizado al césped de El Plantío consciente de la relevancia del choque y tomó las riendas del encuentro. En la primera llegada al área del Burgos consiguió forzar un saque de esquina y el central Garrido, que se había sumado al ataque, remató de cabeza en el segundo palo y batió a Toni para lograr el primer tanto del choque.

El tanto hizo despertar al conjunto local, que poco a poco fue ganando metros de la mano de Zarandona y Delgado, que se impusieron en la medular. De este modo, los centrocampistas blanquinegros facilitaron que los suyos dominaran territorialmente. Sin embargo, los de Ángel Viadero no encontraron alternativas a su juego de ataque y Ander Vitoria y Adrián apenas inquietaron a la zaga sportinguista.

En el ecuador del primer tiempo el colegiado anuló un gol a Mendi por fuera de juego; una decisión muy cuestionada por el banquillo asturiano.

Ya en los compases finales Mera tuvo el segundo tanto en sus botas con un lanzamiento desde fuera del área, pero envió el balón al poste izquierdo de la portería defendida por Toni. Al descanso, el Sporting B mandaba en el marcador y merecía, por llegadas de peligro, que la diferencia fuera mayor.

El encuentro cambió por completo tras el paso por los vestuarios con la salida de Fito Miranda. La presión del equipo local daba muy pronto sus frutos y en el minuto 47 una asistencia de Fito Miranda la aprovechó Adrián para batir a Dennis.

El gol descompuso al conjunto gijonés, que de manera incomprensible perdió la solidez de la primera parte y propició que el Burgos cuajara sus mejores minutos del encuentro. El equipo dirigido por Ángel Viadero llegaba con cierta facilidad a la portería contraria y las ocasiones se sucedían para los locales. Adrián y el central Carlos tuvieron el 2-1 en sus botas. El Sporting B, mientras tanto, mantenía el empate a duras penas.

Al final, el tanto de la victoria burgalesa llegó en el minuto 77 tras un centro de Adrián que Zarandona aprovechó para batir a Dennis con un disparo dentro del área.

La emoción llegó en el tramo final con la expulsión de José Fran, que posibilitó que el filial sportinguista se volcara sobre la portería de Toni. El Burgos acabó pidiendo la hora para sumar un triunfo que le acerca a las posiciones que dan acceso a disputar la Copa del Rey la próxima temporada, mientras el Sporting B queda con la soga al cuello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine