Lne.es »

Los jugadores vascos se adaptaron mejor al agua del campo

30.05.2016 | 02:02
Luismi, izquierda, y Jorge Fidalgo tratan de frenar a Murúa sobre un charco de agua.

Los avilesinos confiaban en las dimensiones del Suárez Puerta para ganar, pero lo cierto es que los jugadores del Lagun Onak se adaptaron perfectamente tanto a sus dimensiones, mucho mayores que las de Garmendipeko, como al abundante agua que cayó sobre el campo antes del partido y durante buena parte del primer tiempo. El agua siempre había sido un aliado de los blanquiazules durante la temporada en partidos como el del Ceares y el Langreo, pero en esta ocasión no fue así y se convirtió en un enemigo más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine