12 de junio de 2016
12.06.2016

El talento croata frente al espíritu luchador de Turquía

12.06.2016 | 05:25
Modric y Rakitic, en un entrenamiento con Croacia.

Turquía y Croacia abren hoy el Grupo D de la Eurocopa bajo el recuerdo de otros tiempos mejores para ambas selecciones. Croacia, más potente por la calidad de sus jugadores, mira constantemente de reojo al Mundial de Francia de 1998, en el que la generación de Suker, Prosinecki y Boban terminó tercera, en tanto Turquía alcanzó su techo con la cuarta plaza en el Europeo de 2008, tras eliminar precisamente a Croacia en los cuartos de final.

La Croacia que dirige Ante Cacic tiene una gran nómina de jugadores con Modric, Rakitic, Mandzukic o Kovacic al frente, quienes, como advertía el madridista Modric, deben "aprender a jugar como equipo para poder ganar como equipo".

La única baja de Cacic para este choque será la del sancionado Duje Cop, aunque la ausencia del jugador del Málaga no trastoca los planes de su entrenador ya que Mandzukic es el dueño absoluto de la delantera.

Enfrente Croacia se verá las caras con el "Emperador" Fatih Terim, artífice del resurgir del combinado otomano y que en su tercera etapa en el banquillo vuelve a imprimir su sello personal de lucha constante y entrega hasta el último minuto.

Turquía fía gran parte de sus opciones a las jugadas a balón parado, en el que cuenta con dos grandes especialistas como el barcelonista Arda Turam y Hakan Calhanoglu, centrocampista del Leverkusen. El problema es que Turam no está al ciento por ciento físicamente, con problemas en la rodilla, arrastrando además las consecuencias de su gris temporada en el Barcelona. En vanguardia puede regresar Yilmaz tras recuperarse de una lesión, o bien apostar por el joven Emre Mor, de 19 años y que esta misma semana fichó por el Dortmund.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine