Lne.es »

Mieres fue una fiesta

Tras llenar el Hermanos Antuña, medio millar de aficionados se daban cita en la Fuente del Vasco para celebrar el ascenso

26.06.2016 | 05:50
Mieres fue una fiesta

La felicidad inundó las calles de Mieres tras conseguir un nuevo ascenso a la categoría de bronce. Tras lograr el triunfo en un Hermanos Antuña abarrotado -más de 3.000 personas se dieron cita en el estadio caudalista- la expedición del cuadro mierense emprendió rumbo a la Fuente del Vasco, lugar habitual de las celebraciones del equipo y donde medio millar de personas acompañó a la plantilla blanquinegra.

El presidente del equipo, Roberto Ardura, se encontraba exultante tras la consecución del ascenso. "Es una satisfacción enorme y la gente de Mieres tiene que disfrutar esto, nos lo merecemos". El dirigente del club caudalista destacó el apoyo de una afición "entre la que cada vez hay más gente joven, lo que me enorgullece".

Uno de los hombres más importantes para el equipo mierense en esta promoción fue Javi Sánchez. El delantero anotó tres tantos en esta liguilla y suma su segundo ascenso con el equipo caudalista. "Fue un partido muy trabajado y aunque teníamos un buen resultado de la ida, no nos relajamos", destaca el ariete. Javi Sánchez dio tranquilidad al Caudal con su tanto a los 20 minutos de juego. "Tuve la fortuna que nos faltó el día del Boiro y pudimos culminar una temporada casi perfecta", apuntó.

Otro de los jugadores que cobró protagonismo en el partido de ayer fue el portero Chechu Grana, quien se aupó a la titularidad por lesión de Bussman. "No tengo palabras para describir esto", admitía. El cancerbero destacó que "el entrenador me dijo que me tocaba estar en el once y yo estaba preparado para ayudar al equipo", aseguró.

Jaime fue uno de los pilares del Caudal a lo largo de la temporada. El mediapunta destacó que "tras muchos años en el Covadonga, la llamada de Ania me hizo dar un paso más y apostar por esto". El ovetense admitió que "esto era una obligación que teníamos desde el primer día y han sido once meses duros". Respecto a su futuro, el jugador advierte que "hay que pensárselo, porque la Segunda B es una categoría muy exigente".

El defensa central Alberto Saavedra regresó al equipo en el momento justo. Tras superar una rotura de ligamentos en la rodilla, fue un futbolista clave en esta promoción. "Llegué para aportar mi granito de arena", destacó. El defensor fue uno de los jugadores que hace un año sufría la eliminación en la promoción por parte del Haro. "Ellos tuvieron la fortuna de ganarnos en la pasada campaña, pero ahora nos ha tocado a nosotros ascender", aseguró.

Los caudalistas abandonan la Tercera tras dos temporadas y se consolidan como especialista en ascensos. De sus últimas cuatro promociones a Segunda B, han logrado el objetivo en tres de ellas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine