02 de julio de 2016
02.07.2016

Alemania, contra la historia

La vigente campeona del mundo se enfrenta a una Italia a la que nunca ha superado en la fase final de un gran torneo

02.07.2016 | 05:59
Mario Gómez conversa con Löw, de espaldas, en un entrenamiento.

Alemania e Italia disputarán un duelo de cuartos de final apasionante, repleto de historias del pasado en las que siempre sale beneficiado el conjunto transalpino, que tendrá que hacer frente a la vigente campeona del mundo.

Los hombres de Joachim Löw llegan confiados a la cita después de superar los octavos con mucha solvencia ante Eslovaquia. Hasta ese encuentro al entrenador germano le achacaban falta de gol, pero el 3-0 de ese partido cerró el debate.

Hasta el choque ante Eslovaquia, el cuadro de Löw demostró tener una solidez defensiva envidiable. Ante Ucrania, Polonia e Irlanda del Norte no recibió ni un solo tanto. Eslovaquia tampoco fue capaz de conseguir perforar la portería de Neuer, que, después de cuatro partidos, tendrá que afrontar su primer gran reto.

Italia será la primera gran selección con la que Alemania se verá las caras y la historia dice que los enfrentamientos entre ambos equipos en una fase final, acabaron en desastre para los alemanes. De ocho partidos, nunca ganaron. Y, de los ocho, cuatro quedaron para el recuerdo.

El primero, las semifinales del Mundial de México 1970, con un 4-3 final favorable a Italia tras un duelo agónico; el segundo, la final del Mundial de España 1982 que ganó el cuadro transalpino 3-1; el tercero, las semifinales del Mundial de Alemania 2006, con victoria de nuevo para Italia (0-2); y el cuarto, en la anterior Eurocopa, en semifinales, 1-2 otra vez para la "azzurra".

Al equipo alemán no le preocupan todos esos datos. Su juego es de los más precisos de la Eurocopa y esperan seguir adelante pese al escollo italiano. Löw podrá formar su equipo de lujo y probablemente alinee de nuevo a un Drexler en plena forma y siente a Götze. Además, Thomas Müller, que aún no ha marcado en el campeonato (ni en una Eurocopa), seguirá en el once con la intención de acabar con su mala racha e impulsar a su selección hacia las semifinales.

Lo tendrá difícil. Enfrente, Italia, gobernada con firmeza por el técnico Antonio Conte, tiene una de las defensas más complicadas y duras de todo el torneo. Chiellini, Bonucci y Barzagli forman un trío complementado perfectamente por Buffon los cuatro "juventinos"-, que ante España demostró estar en perfectas condiciones pese a su edad (38 años).

Pero Italia no solo es defensa. Ante España demostró en octavos que tiene muchos jugadores capaces de controlar la pelota y dar electricidad a cualquier partido. Al contrario que Alemania, Italia ya sabe qué es jugar ante selecciones de postín. Y, las dos, cayeron. Bélgica y España, no pudieron con los italianos.

Conte tendrá que sustituir a tres jugadores. El primero, De Rossi, que sufre una leve rotura fibrilar; el segundo quien sería su posible sustituto, Thiago Motta, sancionado; y el tercero un Candreva, que ya se perdió el choque frente a España por lesión. La solución podría ser dar entrada a otro jugador del Juventus como Sturaro junto a Parolo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine