02 de julio de 2016
02.07.2016

Un embajador de altura

Raúl Entrerríos recibió ayer el diploma que le acredita como representante de Gijón Ciudad Europea del Deporte 2016

02.07.2016 | 05:59
Raúl Entrerríos y Jesús Martínez, con los chicos del campus y el diploma de embajador.

El jugador de balonmano Raúl Entrerríos se convirtió ayer en el décimo segundo embajador de Gijón Ciudad Europea del Deporte 2014, distinción que le fue entregada por el concejal de Deportes Jesús Martínez y que recibió asegurando que para él era "un honor".

El Ayuntamiento de Gijón está entregando a deportistas locales o personas relacionadas con el mundo del deporte diplomas nombrándolos embajadores de la ciudad durante el presente año como una de las actividades programadas por la elección de Gijón como Ciudad Europea del Deporte.

El acto tuvo lugar en el pabellón de La Tejerona donde Entrerríos está dirigiendo un campus de balonmano con una treintena de niños. El concejal Jesús Martínez explicó a los chicos lo que significaba ser embajador de Gijón Ciudad Europea del Deporte y los motivos por los que el Ayuntamiento había elegido a Raúl como uno de ellos. Martínez recordó que Raúl lo había ganado todo en el mundo del balonmano. Sin ir más lejos el pasado año fue campeón de la Champions League, la Liga Asobal, la Copa del Rey, la Copa Asobal y la Supercopa de España con el FC Barcelona.

"Nunca olvido de donde soy, aquí me inicié como jugador y siempre presumo de ser gijonés, esta no es una distinción más" destacó Entrerríos quien añadió que trataría de "ser el mejor embajador posible".

Previamente recibieron esta distinción los entrenadores Luis Enrique y Abelardo, la ex gimnasta Sara Moro, la surfista Lucía Martíño, la regatista y medallista olímpica Ángela Pumariega o veteranos del deporte local como Ángeles Carvajal, María Ángeles García, Miguel Ángel Armesto, Aquilino Castaño o José Ángel Rodrigo además de la periodista Cristina Mitre.

La distinción de ayer no será la última que reciba Raúl Entrerríos ya que el próximo martes día 5 le será entregado el trofeo que le acredita como el mejor deportista asturiano del 2015, distinción que anualmente concede la Asociación de la Prensa Deportiva del Principado de Asturias y que hasta ahora no había podido recoger debido a su apretada agenda deportiva. Raúl apenas tiene tiempo a lo largo de la temporada para estar en Gijón ya que a los compromisos ligueros con su actual club, el Barcelona, se unen los de la selección española de la que el gijonés es el capitán tras recibir el brazalete de manos del anterior, su hermano Alberto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine