26 de julio de 2016
26.07.2016
Lne.es »
Presidente de la Sociedad de Pescadores Las Mestas del Narcea

"Deberían dejarnos repoblar más"

"Hay que adelantar la apertura de la veda a finales de marzo"

26.07.2016 | 03:51
Quique Berrocal, con su hijo Javi, posa con un salmón disecado, pescado hace más de una década por Lalín el del Requejo, que pesó 15,100 kilos y que se muestra en el Proyecto Arca de Pravia.

Enrique Luis Berrocal Martínez (Pravia, 1972) es uno de los pescadores más conservacionistas de Asturias. Es el presidente de la Sociedad de Pescadores Las Mestas del Narcea, creada en 1994, a la que pertenecen 1.000 socios.Ama tanto a los salmones que es incapaz de matarlos. Por eso creó en Pravia un centro de reproducción, el Proyecto Arca, con la colaboración de varias empresas de la zona. Enrique Berrocal, "Quique", pesca siempre sin muerte e intenta llevar vivos los peces a este centro. Es hijo de Luis Miguel Berrocal, "Henry", popular pescador y ganchero de 69 años. Padre e hijo lograron campanos en la zona del Puente Quinzanas, aunque el de su padre fue mayor: 6,700 kilos, en 1998. Él sacó uno de 4,400, en 2014. Trabaja por cuenta ajena y tiene un hijo, Javi, que no le da mucho por la pesca. Quique Berrocal pescó tres salmones la última temporada, pero solo consiguió que uno sobreviviera.

-Este año el Narcea bajó su rendimiento.

-La temporada bastante buena para lo que nos temíamos. Empezamos con mucha agua en el río lo que nos creó bastantes dificultades. Desde luego, esta vez no todos fueron tan grandes. Es más, yo diría que fueron más pequeños que nunca. Yo estoy contento de la que pasó y optimista por los salmones que se vieron. En el río Narcea se quedaron más salmones que el año pasado, aunque subieron mucho, a la zona media alta. Se vio que, en contra de lo habitual, esta vez no salieron cupos en Puente Quinzanas. Arrancamos con dificultades pero mayo no tiene por qué ser el mejor mes.

-¿Hay que levantar la veda antes de lo que se hace ahora en la última semana de abril?

-Sí, hay que adelantarla por lo menos un mes. Hay que empezar la última semana de marzo y terminarla el 15 de junio. La pesca sin muerte no tiene mucho sentido porque, como se sabe, no es real. Para mi toda la pesca sería sin muerte, aunque ya sé que esto es una utopía.

-Ustedes, para contribuir a conservar, pusieron en marcha el Proyecto de Reproducción el Arca, y parece que cada día está más consolidado.

-Funcionamos bien y cada vez tenemos más socios. Estamos muy agradecidos, además, con el apoyo de varias empresas y organismos de la zona. Esta temporada, entre machos y hembras, recibimos 13 donaciones. Ciertamente la mayoría fueron de los propios socios, pero los que donaron y no lo eran se hicieron inmediatamente. Algunos se murieron desgraciadamente por la metodología que hay que emplear para su traslado. Las personas que los donaron sin ser socios no me sorprendieron.

-¿Y los que sacó usted?

-Yo este año saqué tres y, lógicamente, tenía la intención de llevarlos todos para reproducir. Desgraciadamente solo se pudo conservar uno. Otro prácticamente ya se murió al sacarlo y el tercero, a los pocos días de entrar.

-¿Qué hizo con esos dos?

-Uno lo repartí entre familiares y amigos y el otro lo regalé a una persona que lo merecía.

-¿Participó en la comida del salmón?

-No pude. Lo tenía en la mesa y no fuí capaz a probar bocado, aunque es un manjar. Me da mucha pena comer el salmón que saqué.

-¿Hay vigilancia suficiente en los ríos?

-No hay gente suficiente para vigilar los ríos. La guardería está en precario. Los furtivos van por delante de los guardas.

-La limpieza de los ríos ¿no tiene solución?

-La tiene, pero no lo hacen. Nosotros nos dedicamos a esta labor de desbroce de orillas y tratarmos de limpiar los caudales en la medida de lo posible. Hay que colaborar porque la Confederación no hace nada.

-¿Qué soluciones proponen para aumentar los salmones en los ríos asturianos?

-Que nos dejen repoblar más. Nos dan un cupo a cada reproductor. Hay que repoblar también en los ríos pequeños. A nosotros nos permiten echar 150.000 alevines al año y eso es muy poco. Los ponemos en los afluentes porque ahí están más protegidos, incluso de los reos que son depredadores. Y creo que estamos teniendo éxito por estos datos: Nosotros marcamos 50.000 y este año sacaron 3 de algo menos de dos kilos, en los que se han observado las marcas. Nosotros calculamos que el 5 por ciento de los que se pescaron este año venían marcados.

-¿La polémica en los cambios del tipo de mosca le afectan?

-Soy partidario de que cada uno haga lo que quiera, dentro de las normativas. Que se deje pescar con todos los cebos de forma permanente. A mi lo que me gusta es pescar a cebo. Yo sé que hay algún pescador que aún está utilizando la mosca tradicional, pero son pocos. Yo reconozco que también probé con la ninfa (la nueva mosca que entra en el agua), pero me salió mal y lo dejé. En general la normativa, salvo el cambio de fechas, está bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine