27 de julio de 2016
27.07.2016
Lne.es »

El gran capitán se va para quedarse

Agustín Prieto deja de jugar en el Unión Financiera tras diez años y pasará a entrenar a la cantera

27.07.2016 | 03:57
Agustín Prieto se dispone a realizar un pase ante Zhigulin, del Barça B, en el polideportivo de Pumarín.

Agustín Prieto pone punto y final a una generación en el Oviedo Baloncesto. Los años pasan, el club crece y la consecuencia es que la próxima será la primera temporada en la que ya no estará ninguno de los que llevaron al equipo de la liga EBA a la LEB Oro. El hispanoargentino deja el baloncesto profesional tras diez temporadas vistiendo la camiseta de un equipo al que seguirá unido como entrenador de sus equipos de cantera. Los jóvenes tendrán en él a un buen maestro y sobre todo al mejor ejemplo de que trabajando pueden conseguir cosas que ahora les parecen imposibles.

Prieto ha sido las dos últimas temporadas el último testigo en activo de un club que fue encadenando ascensos hasta llegar a la LEB Oro. Héctor y Adrián Macía llegaron hasta el debut en Oro. Él siguió. Víctor Pérez tendrá que asumir ahora el relevo en la capitanía del Unión Financiera. Agustín le da la bendición: "Es una persona que hace vestuario y estoy seguro de que van a venir muchos triunfos de su mano". Él será testigo de ello en Pumarín. Piensa estar presente en todos los partidos, sufriendo en la grada.

Las razones del adiós las tiene claras: "Estás jugando una liga muy competitiva, muy profesional, que te exige mucho, y cada vez vienen jugadores de mayor calidad al club y uno va perdiendo protagonismo. Cumplo 30 años sin una lesión grave y creo que es un momento muy bueno para dejarlo", explica.

Agustín siempre dice que el primer ascenso fue para él más especial precisamente por eso, porque fue el primero. "Todos los ascensos son especiales, pero para mí el primero lo fue más; era el segundo año que estaba aquí y fue la primera vez que gané algo con el club". Ése fue el de EBA a LEB Bronce. Tiempos muy diferentes a los actuales: "Era todo más familiar, iba menos gente al pabellón, la cancha no tenía parqué, el suelo era de goma, con las canastas que se bajaban, todo era más pequeño. El club ha ido creciendo para bien y para mi ha sido un honor crecer con el club".

Quedarse con un momento es complicado cuando se acumulan tantas temporadas. Pero él puede decir cuando empezó el ahora tan cacareado "efecto Pumarín": "El primer ascenso el play-off lo organizamos en Pumarín y estuvo muy chulo, vino mucha gente y ahí parece que empezó el efecto Pumarín. Ahí empezó todo".

Y a medida que habla van surgiendo más momentos: la remontada en la eliminatoria de ascenso en la Liga EBA ante Granada, la siguiente eliminatoria ante Vic, el triple de Alex González para forzar el cuarto partido en el play-off de acenso a LEB Oro ante Tíjola, donde jugaba Víctor Pérez, las canastas de Juan García para imponerse a Andorra y Clavijo en la primera temporada que jugó el equipo en LEB Oro. "Al final son muchos años, muchos recuerdos, de compañeros, excompañeros, los ascensos, los partidos ganados en el último minuto. Ahora me toca pasar al otro lado, animando como el que más y estando el primero ahí".

Los aficionados echarán de menos en Pumarín esos minutos de extrema intensidad que Agustín ofrecía al equipo. Saltaba siempre a la cancha a defender como si fuera la última acción y como si el partido estuviera a punto de acabarse aunque acabara de empezar. Nacido en Jesús María, localidad de la provincia argentina de Córdoba, Prieto llegó a Oviedo hace diez años con el sueño de triunfar en el baloncesto, aquí o en otro lugar: "Vine con la idea de jugar un par de años, darme a conocer, ir ascendiendo de categoría, siempre piensas que será en otro club, pero tuve la suerte de poder hacerlo en el mismo y al final algo que veías como un sueño se cumple".

La próxima temporada su jefe no será Carles Marco sino Fernando García, el coordinador de la cantera del club. Convertido en un ovetense más tiene muchos sueños aún por cumplir. Y por qué no seguir haciéndolo en el club de toda la vida. "Nunca renuncio a nada", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine