30 de julio de 2016
30.07.2016

Cambio de dibujo

El técnico del Avilés, Pablo Lago, opta para la próxima Liga por un delantero y ensaya esta pretemporada el 4-3-3- y el 4-2-3-1

30.07.2016 | 05:40
Lago con Matías y Michael Awaah, en primer término, estirando en el Suárez Puerta

El técnico del Avilés, Pablo Lago, tiene decidido cambiar el dibujo táctico del equipo para la próxima temporada. El sistema con dos delanteros, el más utilizado el pasado año, será sustituido por el 4-3-3 o el 4-2-3-1, con cuatro jugadores arriba con más libertad para atacar. Y es que la llegada de Manu Blanco para el lateral izquierdo y de Pablo Suárez para el derecho da al técnico otras opciones, como adelantar a Marcos Torres y colocar por dentro a Luismi. La falta de jugadores específicos en los laterales llevó a Lago a jugar el pasado año incluso con un inédito 3-3-2 con dos carrileros y algunas veces con un extremo y un carrilero.

En Tineo se probaron los dos sistemas y el 4-2-3-1 que se vio en la segunda parte gusta a Lago porque permite jugar con un media punta por detrás del delantero y sacar mayor rendimiento a la plantilla. Y es que hay futbolistas que pueden jugar en las tres posiciones de ataque como Álex García, Matías, Luismi, y Nacho Méndez, aunque este último es más media punta y fue uno de los perjudicados por el sistema del pasado año con dos delanteros.

"En principio vamos a apostar por la figura del media punta porque nos permite encajonar mejor a varios jugadores que el año pasado tenían menos sitio, y eso significa jugar con un punta", precisó el técnico". Y añadió: "Hay que ir acoplándose a las posiciones, conjuntarse y trabajar, y estos partidos son perfectos porque, por ejemplo, en Tineo acabamos con Nacho Fernández y Dudi como medio centros, aunque con un rol diferente".

El de Tineo (0-3) fue un partido con dos partes totalmente diferentes. En la primera se vio poco fútbol porque el once estaba formado por los jugadores del filial, juveniles y futbolistas que están siguiendo los técnicos, pero en la segunda jugó el equipo base del año pasado y llegaron los goles. "Los jóvenes están trabajando muy bien, el nivel es alto y exigimos mucho. Hay que seguir viéndolos y aprovecharemos los próximos partidos para hacerlo", comentó Lago.

Una novedad en Tineo fue que jugó todo el tiempo el portero Luchas Anacker frente al debut en Colombres, en el que los tres porteros jugaron media hora para repartirse los minutos. "Quedan siete partidos y jugarán dos cada uno completos hasta el último de la Copa Federación que aún sin decidir. Repartir media hora para cada uno no nos convence y pensamos que no da resultado porque es muy poco tiempo", concluyó el técnico realavilesino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine