31 de julio de 2016
31.07.2016
Fondo Norte

A más dinero, más calma veraniega

El gran timonel ha marcado con rotunda claridad la lista de las prioridades rojiblancas pendientes

31.07.2016 | 05:05

Resuelta la llegada del sevillista Gameiro al Atlético de Madrid con la que se evita el enojo de Simeone, ya sólo queda solucionar la cuestión del Gobierno central de este país llamado España. Ni la marcha del tal Pogba al Manchester United va a alcanzar la importancia de la operación del goleador francés. Hay quien cree que la acción va a dinamizar un mercado paralizado pese a la inyección de dinero que las cadenas de televisión han puesto a varias ligas europeas, empezando por la española.

Claro que quizá los clubes sigan la doctrina que se está aplicando el gran timonel con los fichajes: ante todo, mucha calma. Mañana comienza el último mes hábil para realizar incorporaciones, por lo que no hay motivos para los nervios: un pivote, un central y un delantero son las aspiraciones en los amplios territorios rojiblancos. Tres futbolistas a cada cual más importante para solidificar una plantilla que camina con serenidad hacia su cierre definitivo. Queda un mes para el cierre del mercado de fichajes, pero quedan tres domingos, con el de hoy, para que suene la trompeta del inicio de la competición. Domingo 7, domingo 14 y al domingo 21, la llegada del Athletic de Bilbao al Anfield del Piles inundado de nuevas ilusiones.

Son curiosos los veranos futbolísticos. Éste no iba a ser menos. Por ejemplo, en las ganas de mandar y marcar distancias. Puede ser el caso de Jony, goleador ya en el Málaga. El cangués ha llegado con dotes de mando y ha reclamado a los malagueños que conduzcan mejor. No se puede ir por el carril de la izquierda a ochenta kilómetros por hora, dice el exfutbolista rojiblanco, ahora blanquiazul. Jony ha llegado a Málaga con dotes de mando y ganas de cambio tanto en el terreno de juego como fuera de él. Veremos a ver qué dice la Dirección de Tráfico sobre las recomendaciones del extremo de un Juande Ramos que ha regresado al fútbol español con mucha ambición.

Con la misma ambición que las buenas gentes rojiblancas se marcan para el desempeño del inminente Sporting, que ha sufrido el mayor cambio en la confección de su plantilla desde hace bastante tiempo. Con el debido respeto, convendría un sereno repaso a la plantilla y a las necesidades que enseña, que, de momento, son abundantes. Los tiempos, en relación a los dos veranos anteriores, han dado un satisfactorio vuelco porque no hay autoridad superior que controle los fichajes o lo que era peor, que los vetara. Pese a ello, un ascenso y una permanencia ganados a pulso aunque en el fragor de los finales de Liga algunos perjudicados pretendieron poner pegas a los resultados. El Sporting, damas y caballeros, señoras y señores diputados, ha entrado en la senda de la normalización. A ver cómo la recorre.

Son días éstos tan adecuados como otros para mantener las buenas costumbres; por eso, si pregunto, ¿molesto?: ¿qué piensa Esuperio de la plantilla que está confeccionando el Lugo, en cuyo sillón de armadura deportiva se sienta quien ustedes y yo sabemos? El Lugo es, por múltiples razones, un club serio, con detalles peculiares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine