07 de agosto de 2016
07.08.2016
Lne.es »

Otra dura piedra de toque

El Real Avilés debuta en el Suárez Puerta con la idea de mostrar una buena imagen ante el complicado Lealtad

07.08.2016 | 06:14
Luismi trata de zafarse de un rival en el primer partido de Copa Federación ante el Condal.

El Real Avilés afronta hoy su segundo compromiso de Copa Federación con la idea de llevarse la primera victoria en la competición, pero sobre todo, con ganas de demostrar sus progresos sobre el césped del Suárez Puerta (19.00 horas). El equipo quiere agradar a la afición en su debut en Avilés esta pretemporada y para hacerlo tendrá que imponerse al Lealtad, el único equipo de Segunda B que hay en la fase regional de la competición copera. El choque servirá a los blanquiazules para medir sus fuerzas ante un equipo de superior categoría, una categoría en la que el Avilés espera estar la próxima temporada. Al menos, ese es el objetivo marcado.

No será, por tanto, un partido fácil para la plantilla del Real Avilés, que todavía está en pleno proceso de adaptación frente a un Lealtad que ha mantenido la mayoría del equipo que la temporada pasada consiguió con creces el objetivo de la permanencia en la división de Bronce del fútbol español.

Para afrontar el encuentro, el técnico Pablo Lago tiene muchas novedades respecto al partido ante el Condal. El entrenador ha convocado a todos los jugadores disponibles, prácticamente la totalidad de la plantilla de la que dispone, pero no podrá contar con Matías, que todavía se resiente del golpe sufrido en el amistoso ante La Bañeza, ni con Awaah, que todavía no ha recibido el "transfer" para tramitar su ficha.

Sí se vestirán de corto Álex García y Pantiga, aunque todavía no se han recuperado al cien por cien de sus molestias, y también Álex Seger y Rubén Palazuelos, a los que el club ya ha podido tramitar la ficha. "Para el partido contamos con 16 jugadores de campo. Ante el Condal fueron solo trece y creo que lo acabamos pagando. Sigue siendo momento de repartir minutos y probar cosas y aunque estemos un poco justos de efectivos, es lo que voy a hacer", afirmó el entrenador blanquiazul tras la última sesión de trabajo celebrada ayer en el Suárez Puerta.

Y es que los jugadores llevan una semana muy intensa de entrenamientos y no tendrán descanso hasta el próximo juegues. La carga, a priori, también se notará en el campo, pero los jugadores tienen ganas de conseguir dejar buenas sensaciones sobre el césped y pelear por un hueco en el equipo para el inicio de la competición liguera.

El Lealtad, por su parte, jugó ayer un partido amistoso ante el Bilbao Athletic, filial del conjunto vasco, aunque el técnico Roberto Aguirre tiene previsto también hacer rotaciones para preparar a su equipo para otra temporada en Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine