09 de agosto de 2016
09.08.2016

Una final a la española

Madrid y Sevilla se enfrentan en una Supercopa de Europa acaparada por los equipos de la Liga en los tres últimos años

09.08.2016 | 03:52
Por la izquierda, Benzema, Marcelo y Danilo, durante el entrenamiento de ayer en la localidad noruega de Trondheim.

El fútbol español se está habituando a partidos como el que enfrenta esta noche al Madrid y al Sevilla. Dos clubes de la Liga que se juegan la Supercopa de Europa, el trofeo que mide a los campeones de las dos competiciones de clubes continentales. Las tres últimas ediciones han enfrentado a equipos españoles. En todas ellas ha participado el Sevilla, ganador de las tres últimas ediciones de la Liga Europa. El Madrid ganó (2-0) hace dos años una final que se repite de nuevo hoy. Los andaluces volvieron a caer (5-4) en la pasada edición en la prórroga ante el Barcelona.

El primer título oficial de la temporada enfrenta a un Madrid que no podrá contar con sus máximas estrellas. El conjunto de Zidane llega un tanto lastrado en lo que debería ser su once ideal por culpa tanto de las lesiones como de la falta de ritmo de algunos de sus jugadores que han estado en la pasada Eurocopa de Francia. Un once en el que el Madrid tendrá que prescindir de dos de las tres letras de su popular "BBC". Ronaldo, lesionado en la rodilla en la final de Saint-Denis, no ha podido recuperarse y ni siquiera ha intentado forzar para llegar. Bale ha sido descartado por Zidane tras incorporarse el fin de semana pasado para no correr riesgos, lo mismo que ha sucedido con el alemán Toni Kroos. Karim Benzema sí que podría ser de la partida hoy en la delantera junto a Morata.

El canterano ha vuelto tras dos años en la Juventus y dispuesto a demostrar su calidad. El ariete sabe que quizás no tenga demasiadas oportunidades para estar por delante de la galería de estrellas blancas y buscará ser importante, lo mismo que el colombiano James Rodríguez y el malagueño Isco, suplentes en el tramo final de campaña y que apuntan a titulares junto a Lucas Vázquez y con la amenaza de un Marco Asensio que ha brillado en pretemporada.

Casemiro, todavía sin teórico relevo en su puesto, y Modric serán titulares, mientras que la defensa es la parte que menos se resiente aunque faltarán dos piezas importantes como el central portugués Pepe, también fuera de la lista, y el portero costarricense Keylor Navas, recuperándose de su operación en el tendón de Aquiles.

Un Madrid en pleno proceso de puesta a punto que se medirá a un Sevilla muy renovado. El equipo hispalense ha perdido a tres piezas importantes que le llevaron a lograr el histórico tercer título consecutivo en la Liga Europa, algo que ningún otro club ha logrado: el centrocampista argentino Éver Banega, que se ha marchado al Inter de Milán, su delantero y goleador, el francés Gameiro, ahora en el Atlético de Madrid, y el capitán Coke, que se fue al Schalke 04 y que acaba de sufrir una gravísima lesión.

Aunque la gran renovación del conjunto andaluz ha llegado en el banquillo, que ahora ocupa el argentino Sampaoli en sustituación de Unai Emery, flamente nuevo entrenador del Paris Saint Germain. Sampaoli tampoco podrá contar con el danés Michael Krohn-Dehli ni con el francés Trémoulinas. Los que sí han entrado en la convocatoria han sido los recién llegados Ganso y Gabriel Mercado, pero no parece que ninguno vaya salir de inicio en un once donde las principales dudas residen en quien formará el centro de la defensa.

Sampaoli vuelve al banquillo de un club después de su exitoso paso por la selección chilena donde culminó el trabajo que comenzó Marcelo Bielsa. Chile dio un paso adelante y se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para sus rivales, incluida España en el Mundial de Brasil o la Argentina de Messi, a la que derrotó para proclamarse campeona de la Copa América por primera vez en su historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine