10 de agosto de 2016
10.08.2016
Lne.es »

Quico vuelve "a casa"

"Soy nacido aquí y he defendido estos colores muchos años, estoy encantado", señaló el delegado del Real Avilés

10.08.2016 | 03:47
Victorino Arias y Quico, ayer, en el Suárez Puerta en la presentación del delegado.

"Agradezco a Victorino Arias que se haya acordado de mí y a la junta directiva que dio el visto bueno. Vuelvo a mi casa deportivamente hablando", sentenció ayer el nuevo delegado del primer equipo del Real Avilés, Francisco Álvarez Fernández "Quico". El exjugador blanquiazul fue el capitán del conjunto blanquiazul en la temporada 89-90, la del ascenso a Segunda División, y en el que colgó las botas después de siete temporadas luciendo el brazalete, desde el año en que Real Avilés y Ensidesa unieron sus fuerzas. "Ojalá que en su puesto de delegado pueda ayudar a otro ascenso a Segunda División, como lo consiguió en su día como capitán. Creo que para él sería la bomba y para cualquiera de los que estamos en el Avilés", explicó el gerente Victorino Arias, en la presentación del nuevo delegado.

"Victorino se puso en contacto conmigo para proponerme este puesto y es algo que me satisface muchísimo, estoy encantado. Soy nacido en Avilés, he defendido los colores muchos años y estoy muy orgulloso", explicó Quico. Desde que terminó su carrera de jugador, no se ha desvinculado del fútbol. Ha sido entrenador y director deportivo y ahora empieza una etapa diferente: "Esta es una faceta más, que además me gusta mucho. Estaré a pie de campo, viviendo el partido, no al margen, y con menos presión que estando de entrenador", afirmó el exjugador.

Y Quico afronta esa nueva faceta de su carrera en el mundo del fútbol, a sus 60 años, con la seriedad del que fuera el capitán de un equipo durante once años (antes del Avilés, ya lo era en el Ensidesa): "La presión es la de todo delegado, que las cosas estén bien encauzadas, que no haya problemas con los árbitros y los linieres, esas cosas", explicó el delegado, que afirma que tiene un carácter muy pacífico en el campo, que le puede venir muy bien en su nueva faceta futbolística.

Tras el entrenamiento de ayer en Miranda, Quico tuvo la oportunidad ya de conocer a los jugadores con los que compartirá banquillo durante la temporada: "Espero ir teniendo una relación poco a poco con ellos. Cada uno en su sitio, ellos en el suyo y yo en el mío. Es muy importante que las normas que hay se cumplan, dentro y fuera del vestuario", señaló el delegado, que afirma que parecen "simpáticos y algo bromistas". Desde hoy, comenzará a ejercer su labor en el club blanquiazul, viajando con el equipo a Vegadeo para la disputa de un triangular amistoso.

El delegado tiene ganas de ponerse al día con lo que pasa en el club para formar parte de una temporada ilusionante: "Solía venir a los partidos, aunque no asiduamente. Estuve entrenando hasta hace poco y muchas veces coincidía en horario", señaló Quico.

Victorino Arias, por su parte, se mostró contento con la nueva incorporación: "Para mí, y creo para todos los que estamos ahora en el Avilés, es un orgullo poder contar él. Espero que sea el primero de muchos históricos del club que tendrían que unirse a este proyecto, un proyecto muy ambicioso", afirmó el gerente.

"Por motivos laborales, David González -hasta ahora delegado del equipo- no podía desempeñar al cien por cien el cargo, pero ahora seguirá ayudándonos como delegado de campo del primer equipo y del juvenil, que también jugará en el Suárez Puerta en principio", explicó Arias, que añadió que Santiago Pérez seguirá siendo delegado del División de Honor juvenil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine