18 de agosto de 2016
18.08.2016
Lne.es »

Un derbi que supo a poco

Los filiales del Sporting y el Oviedo ofrecen un partido falto de ritmo en Mareo ante la intrascendencia del resultado

18.08.2016 | 05:03
Un derbi que supo a poco
Jaime Santos, del Sporting, ante los oviedistas Emilio y Lula.

La nublada tarde vislumbraba lo que sucedería minutos más tarde en Mareo. En la Escuela de Fútbol se vio un partido gris -al contrario que en el Requexón, donde ganó el Sporting-, como la segunda equipación del Oviedo Vetusta, mientras que el Sporting vistió por primera vez en la pretemporada la camiseta rojiblanca.

La intensidad de los dos entrenadores -José Alberto, del Sporting y Luis Arturo, del Oviedo- superaba con creces la que se vio sobre el terreno de juego.

El Oviedo atacó principalmente por las bandas, donde el Sporting sufría más especialmente en los contraataques. Y precisamente a la contra es como intentaba sorprender el conjunto rojiblanco al filial carbayón. El guante que parecía tener Dani, portero sportinguista, invitaba a ello. Precisamente el guardameta sufrió en varias ocasiones con las llegadas de Cortina y posteriormente con la calidad de Steven.

El árbitro, objeto de críticas de la grada, interrumpió constantemente el juego en un partido que, ya de por sí, estaba detenido. Pese a que sí hubo ocasiones, incluso detalles de calidad por ambas partes, sólo se quedaban en breves destellos que se aminoraban con el paso de los minutos.

En el último suspiro del partido se sembró la polémica en el césped cuando los rojiblancos reclamaban la existencia de una mano dentro del área. Finalmente, el árbitro indicó falta y señaló el final del partido con un insulso y decepcionante 0-0.

El Sporting se quedó con las ganas de alzarse con el pleno de victorias, mientras que el Oviedo quedó eliminado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine