23 de agosto de 2016
23.08.2016
Lne.es »
Motociclismo | XLIII Motocross Internacional San Pedrín de la Cueva

Iván Cervantes vence en Sariego

Lideró la segunda y tercera mangas tras quedar cuarto en la primera

23.08.2016 | 04:31
Iván Cervantes, en una de las vueltas de la última manga.

Iván Cervantes volvió a volar en el circuito de Narzana (Sariego) y se impuso en el XLIII Motocross Internacional San Pedrín de la Cueva, que se disputó ayer. La prueba estuvo "muy reñida", como reconoció Gervasio Rendueles, presidente del Motoclub de Villaviciosa, organizador de la competición con el patrocinio de la comisión de festejos y LA NUEVA ESPAÑA.

En la primera de las tres mangas llegó primero a la meta el madrileño Jonathan Barragán, seguido del navarro Ander Valentín y el catalán Joan Cros. El también catalán Iván Cervantes tuvo menos suerte y quedó cuarto. Pero retomó el vuelo en la segunda manga y ganó. Segundo quedó su paisano Jaume Betriú y tercero, Joan Cros. Así que al final de esta ronda, lideraba la clasificación Iván Cervantes.

Le seguían los talones Jaume Betriú y Joan Cros. Pero la situación cambió para estos dos últimos, aunque no para Iván Cervantes, que volvió a entrar el primero en la tercera y última manga. Se aferró así a la victoria también en la clasificación general, convirtiéndoles en el ganador del motocross. Ander Valentín logró un meritorio segundo lugar y Jaume Betriú, el tercero. El subcampeón de Portugal, Sandro Peixe, quedó cuarto y Joan Cros, quinto.

El Motocross Internacional San Pedrín de la Cueva de Sariego es una prueba emblemática en el calendario del motor nacional. Lo es por dos razones fundamentales. La primera, porque es la más veterana de España. Ya van cuarenta y tres ediciones, resalta Gervasio Reduenles. "Llevo cincuenta años en esto. Primero como piloto y después como padre", de Bernard Rendueles, uno de los mejores pilotos asturianos. Otro motivo que hace que esta competición sea atractiva para corredores y público es la "calidad de los pilotos", muchos internacionales.

Además, el de Narzana es "un buen circuito", que "gusta porque no es habitual que sean en hierba", argumenta Rendueles. En el caso del de Sariego no es una pista permanente, se acondiciona para esta competición coincidiendo con las fiesta de San Pedrín. Y en este motocross está asegurado el espectáculo, pues incluye zonas de saltos en los que los pilotos, literalmente, consiguen volar con sus motos para motivación del público, que no pierde detalle de lo que ocurre el circuito. Además, la amplitud del recorrido permite moverse para ver la competición desde distintos ángulos. Es una las pruebas que concita mayor número de seguidores y expectación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine