23 de agosto de 2016
23.08.2016

El peaje del éxito

El Unión Financiera empieza la pretemporada con una plantilla muy renovada por la marcha de sus mejores jugadores

23.08.2016 | 04:31
Los jugadores del Unión Financiera, con los componentes del cuerpo técnico, en su primer entrenamiento en el pabellón de Pumarín.

La plantilla del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, de LEB Oro, comenzó en la tarde de ayer los entrenamientos de pretemporada en Pumarín. Con las únicas bajas de Johan Löfberg, Mouhamed Barro y Drew Windler, en la primera sesión participaron los juniors Alonso Meana y Miguel González. Al mando, una temporada más, estará Carles Marco, que ha visto cómo la plantilla se renovaba casi por completo.

Marco tiene el reto de sacar el mayor rendimiento de un equipo lleno de caras nuevas. Solo cuenta con dos de los jugadores del año pasado, Victor Pérez y Drew Windler. El técnico catalán afirma que "son cosas que pasan en equipos como éste", ya que "cuando se hacen las cosas bien es difícil retener a los jugadores", aunque está tranquilo porque confía en haber diseñado "una plantilla equilibrada".

Con una mezcla de veteranía y juventud, el Oviedo Baloncesto ha logrado conformar un equipo ilusionante con nueve caras nuevas. Carles Marco es consciente de que su labor no va a ser fácil, está ilusionado: "A partir de ahora hay que trabajar para ver cómo podemos jugar y cuáles son los defectos y virtudes del equipo. Ese es mi trabajo y el del cuerpo técnico. Tenemos que ser capaces de sacar lo mejor del grupo".

Cuenta con una plantilla corta y no se quiere plantear metas a largo plazo. Asegura que el objetivo, de momento, es "ser competitivos en cada uno de los 34 partidos" y que eso solo lo conseguirán con "humildad y trabajo". Cree que se verá hasta dónde pueden llegar según avance la temporada: "En esta categoría cada partido es muy difícil. Hay equipos que todavía no han terminado de reforzarse y no nos podemos poner ahora un objetivo. Se irá viendo según pasen las jornadas. De momento hay que trabajar mucho e intentar hacer buen baloncesto".

Entre los recién llegados destaca Hernández Sonseca, un clásico de la ACB y de la selección española. Y Felipe dos Anjos, una de las perlas de la cantera del Real Madrid, que llega con tan solo 18 años a la capital asturiana en calidad de cedido. Marco sabe que ambos pueden ser piezas clave en el equipo y espera ser capaz de sacar su mejor versión: "Sabemos que si Edu muestra el nivel que tiene va a ser de los mejores de la categoría, además de lo que le puede aportar a Felipe. Respecto a Dos Anjos, esperamos que tenga una gran progresión este año, nos encantaría que el año que viene ya no se hablase de él como una promesa sino como un gran jugador".

A pesar de lo mediático de estos dos fichajes, el técnico badalonés asegura que "todos parten con opciones de ser importantes" y dice estar ilusionado "por que todos aporten y que se forme un gran grupo humano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine