26 de agosto de 2016
26.08.2016
Lne.es »
Piragüismo

Hernanz, homenajeado en Arriondas

Mireia Belmonte, novia del parragués, asiste al acto

26.08.2016 | 02:58
El piragüista habla con su abuela materna, Tere de Diego, antes del acto en la Casa de la Cultura de Arriondas.

La jornada de ayer fue bastante intensa, aunque gratificante, para el palista Javier Hernanz Agüeria, pues, por la mañana recibió un homenaje en la Comisaría de Gijón, junto al doble medallista Saúl Craviotto, tributado por sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía, en tanto, en la sesión vespertina, el kayakista parragués, diploma olímpico en Río de Janeiro, sintió el calor de sus paisanos en un emotivo acto desarrollado en la Casa de Cultura "Benito Pérez Galdós", en Arriondas, totalmente abarrotada, encontrándose entre los asistentes su abuela materna Teresa de Diego a la que saludó efusivamente.

Sus amigos íntimos, los de toda la vida -liderados por Pablo Argüello Otero-, se encargaron de organizar el emotivo homenaje en la capital parraguesa. En la fachada de la Casa de Cultura lucía en todo su esplendor una gran pancarta con la imagen triunfal de Hernanz y sus compañeros de tripulación (Rodrigo Germade, Óscar Carrera e Íñigo Peña) en la Copa del Mundo de Milán. La llegada del laureado palista parragués fue recibida con una atronadora salva de aplausos, mientras niños y niñas del club Los Rápidos-Jaire Aventura, entidad en la que dio sus primeras paladas, formaban un arco con sus respectivas palas. No faltaron tampoco los sones de la gaita de Serxu Luaces. "El Codis a Javier Hernanz Agüeria, embajador del Sella-2016, por su diploma en los Juegos Olímpicos de Río", reflejaba la placa conmemorativa que le entregó Juan Manuel Feliz Granda, presidente del Comité Organizador del Descenso del Sella, quien glosó su figura desde que, con 20 años, lograse el subcampeonato del Mundo de maratón -en compañía de Manolo Busto-, hasta el diploma olímpico -mostrado al público que acudió al multitudinario homenaje- cosechado en Río. Por cierto, el recordman del Sella, Julio Martínez Gómez, acudió a arropar a Hernanz con el que ganó la prueba en 2008.

El colectivo Amigos de Parres, que preside Titu Manzano, promotores de que el pabellón polideportivo municipal de la localidad lleve el nombre del palista, y el Ayuntamiento de Parres, éste regido por Emilio García Longo, agasajaron al deportista olímpico con sendas placas conmemorativas. En el acto igualmente estuvo presente la novia de Javier Hernanz, la flamante campeona olímpica de natación Mireia Belmonte, que permaneció en un segundo plano, mezclada entre el público, para no restarle protagonismo al homenajeado. Al final, los chicos y chicas de Los Rápidos-Jaire Aventura, "bombardearon" a preguntas al piragüista.

Más información en la página 62

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine