02 de septiembre de 2016
02.09.2016
Lne.es »

Dani López, Espolita y Omar vuelven a Luanco

Los tres futbolistas del Langreo jugaron el pasado año en el Marino

02.09.2016 | 04:03
Desde la izquierda, Dani López, Omar Sampedro y Espolita.

El Marino recibe el domingo (18.00 horas) al Langreo en uno de los partidos más atractivos del año que cobra especial trascendencia porque, por una parte, los locales necesitan estrenar ya el casillero de victorias después de dos empates sin goles en el inicio liguero ante el Mosconia y el Tuilla, y por otra por la presencia de tres futbolistas que vistieron de azulón hasta mayo: Omar Sampedro, Dani López, y Espolita.

Los tres guardan un recuerdo agridulce de la temporada pasada que, al final, fue buena puesto que el club cumplió con los objetivos marcados de ganar la Copa Federación y meterse en el play-off, pero que fue rara por la mala primera vuelta realizada y por la injusta eliminación ante el Gavá.

Los tres se preparan para una vuelta a Miramar que será especial porque, señala Omar, "fue un año deportivo irregular pero aquella es una familia, y estuve muy a gusto con el club y la plantilla". Y añadió: "Sólo tengo palabras de agradecimiento al club y le deseo lo mejor porque es un ejemplo y se lo merece".

El Marino es historia y ahora toca defender Langreo "con uñas y dientes", señala el avilesino. "Allí tengo amigos muy buenos, pero en 90 minutos no hay amistades que valgan", añadió.

El Langreo empezó con una victoria ante el Tineo (3-1) y un empate a cero con el Mosconia además de jugarse la semifinal de la Copa con el Avilés, un buen comienzo para un equipo que siempre aspira a todo y que quiere ratificar con un triunfo en Miramar. "Es complicado porque en casa el Marino es poderoso y ahora más peligroso si cabe porque lleva dos puntos y quiere ganar su primer partido", explica Omar.

El centrocampista fue el máximo goleador el pasado año del Marino con 15 goles y le gustaría, al menos, repetir esa marca. "Las metas personales son secundarias y cambiaría una temporada peor en lo personal por el ascenso, pero si todos damos el máximo es más fácil lograr lo objetivos".

Dani López vivió dos etapas y Miramar y también tiene en Luanco muchos amigos, aunque recuerda que una vez comience a rodar el balón todo se olvida. "Luanco es un sitio especial porque se portaron bien conmigo y me dieron el paso al fútbol profesional, pero ahora estoy muy contento en Langreo porque creo que se están haciendo bien las cosas y tengo que luchar por lo mío".

El ovetense vuelve a jugar en el lateral izquierdo después de hacerlo el pasado año en banda con el Marino, y espera un Marino muy peligro por la necesidad de sumar. "Tienen que ganar para evitar que entre la ansiedad, pero nosotros tenemos que hacer nuestro partido y después del empate en Grado, donde sólo nos faltó el gol, sólo pensamos en los tres puntos". Dani espera un partido "vistoso y guapo" entre dos equipos que lucharán por estar arriba. "Ellos han fichado muy bien, con gente joven y experimentada y aunque les cuesta un poco arrancar, al final van a estar arriba".

El Langreo afronta otro año ilusionante y la clave para lograr el ascenso es "ser un equipo sólido que conceda poco al rival porque de medio campo hacia arriba hay jugadores que marcan la diferencia", concluye Dani López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine