27 de septiembre de 2016
27.09.2016
Lne.es »

Argumentos para el optimismo

Los protagonistas de la gala de entrega de trofeos a los mejores del fútbol asturiano aventuran una temporada marcada por los éxitos

27.09.2016 | 03:40

Tras un año de ausencia por las obras de remodelación de la sede, la vuelta al Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA de la gala de entrega de los trofeos a los mejores del fútbol asturiano contó con el respaldo de un buen número de representantes de todos los estamentos. Respondieron tanto los clubes de referencia como los más modestos, para recordar una temporada en la que hubo un poco de todo. Y no faltó el hombre del momento en el fútbol español, Marcelino García, que recibió el premio al mejor entrenador el mismo día en que se hizo oficial la resolución que le impide dirigir al Valencia.

La directora de LA NUEVA ESPAÑA, Ángeles Rivero, abrió el acto definiendo la pasada temporada como "dura y difícil" para el fútbol asturiano. Resaltó los éxitos del Sporting, por la permanencia en Primera; del Oviedo, "que tras su vuelta a Segunda lo peleó hasta el final"; del Lealtad, "que realizó la mejor temporada de su historia"; y del Caudal, que ascendió a Segunda B.

El presidente del Oviedo, Jorge Menéndez Vallina, destacó la "buena salud" del fútbol asturiano y tuvo un guiño para lo ocurrido el domingo en el Ramón de Carranza: "Los lunes son menos lunes cuando tu equipo gana". Su colega del Sporting, Javier Fernández, representaba ayer la otra cara de la moneda: "Como decía Iván Ania en LA NUEVA ESPAÑA, los familiares son los que pagan nuestro mal humor tras cada derrota. Por eso, un reconocimiento para ellos". Fernández felicitó a todos los premiados "y a los equipos de trabajo que les han ayudado".

Ángeles Rivero también lamentó algunos descensos, como el del Oviedo Moderno, para reiterar a continuación el apoyo del periódico al fútbol femenino, como se demuestra con iniciativas como las de incluir para la próxima edición de los trofeos un reconocimiento a la mejor árbitro y la mejor entrenadora del fútbol asturiano, además de las jugadoras, para lo que pidió "colaboración externa".

La presidenta del Oviedo Moderno, Beatriz Álvarez, mostró su agradecimiento a LA NUEVA ESPAÑA "por hacernos un hueco en este mundo" y señaló que, tras el descenso, estaban trabajando con fuerza "para que el fútbol asturiano vuelva a tener el año que viene un equipo femenino en Primera". El representante del Comité Asturiano de Árbitros, José Manuel Suárez, resaltó la importancia que tiene la atención del periódico para todos los protagonistas del fútbol modesto. Completaron la mesa presidencial el presidente del Comité Asturiano de Entrenadores, José Ramón Cuetos Lobo, y el gerente de LA NUEVA ESPAÑA, Eduardo Suárez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine