01 de noviembre de 2016
01.11.2016
Lne.es »

El partido con el filial azul dejó varios jugadores tocados

Pulgar está pendiente sobre todo de Llerandi, Dani Pevida y Viesca

01.11.2016 | 03:44
Pevida conduce el balón con Jairo Cárcaba al fondo.

El Marino realizó ayer en Miramar el habitual entrenamiento de recuperación posterior a los partidos con varios jugadores tocados. Los casos más preocupantes son los de Llerandi, que acaba de salir de una lesión en el isquiotibial derecho, y Dani Pevida, también con problemas musculares que fue duda hasta última hora ante el Oviedo B.

Durante el partido se fueron cargando y Pulgar tuvo que cambiar a ambos, a Llerandi en el minuto 58 y a Pevida en el 61. Viesca tiene problemas en un tobillo y también entrenó ayer un poco al margen del grupo, aunque la sesión fue muy suave para los que disfrutaron de más minutos ante el filial azul.

El técnico espera que hoy estén mejor y pueda incluirlos en la lista del partido del mañana ante el Lenense en El Sotón. Otros futbolistas, como los centrales Guaya y Trabanco, también acabaron el domingo con molestias, aunque en principio serán de la partida mañana en Pola de Lena.

Geni, por contra, es baja segura. El medio centro azulón sufrió ante el Colunga una lesión en la rodilla derecha y hoy hará una resonancia para saber lo que tiene, pero todo indica que puede estar tocado el menisco.

El equipo entrena hoy martes en Miramar (10.30 horas) por el partido de mañana y esta semana sólo descansará el viernes. Y el domingo recibe al Covadonga (16.15 horas) en Luanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine