12 de noviembre de 2016
12.11.2016
Lne.es »

Eddy Merckx se corona en las cimas de El Tarangu

"Fue un rival muy difícil de ganar en la montaña", dice de Fuente el mítico corredor belga, homenajeado por los exciclistas asturianos

12.11.2016 | 12:11
Eddy Merckx se corona en las cimas de El Tarangu

"Es una celebración importante para mí, me distingue la asociación fundada por José Manuel Fuente, que fue un competidor muy directo para mí y muy difícil de ganar en las etapas de montaña". Eddy Merckx, leyenda del ciclismo, piso ayer por tercera vez Asturias. Aunque lo hizo de forma algo accidentada. El viaje en avión no le sentó del todo bien a El Caníbal, que después del almuerzo se sintió indispuesto. Esa eventualidad retrasó tres horas la recepción prevista en el Ayuntamiento de Gijón y unos minutos la cena homenaje en el Marieva Palace, donde además la Asociación de Exciclistas de Asturias le hizo entrega de su insignia de oro. "Aunque sólo haya participado en la Vuelta a España, estuve en otras carreras, y siempre me sentí muy querido en España en general", indicó.

El ciclista belga ya había estado antes dos veces en la región: en 1995 con motivo de un homenaje que se hizo a José Manuel Fuente, El Tarangu, y cuando se entregó el premio "Príncipe de Asturias" de los Deportes al Tour de Francia en 2003.

"Los españoles en general son personas muy deportistas y aficionadas al ciclismo", recordó, en una jornada en la que firmó autógrafos y se fotografió con los aficionados. Porque el cariño que despierta el paso de Merckx es especial. Tanto para adultos como Miguel Lozano como para su hijo Leo, de sólo 7 años, que llevaba una gorra ciclista del equipo Molteni y un cuadro con una foto de los setenta con Merckx ganador de una etapa en Italia.

Como ciclista profesional acumuló más de quinientas victorias entre 1965 y 1977. Su palmarés, envidiable, incluye cinco Tour de Francia, cinco Giro a Italia y una Vuelta a España, en 1973, la única que corrió. Pero también logró Campeonatos del Mundo, siete ediciones de la Milán-San Remo, cinco de la Lieja-Bastogne y tres en París-Roubaix, Flecha Valona y Gante-Wevelgem.

"Ahora es un ciclismo completamente diferente. En mi época todos los corredores participábamos en casi todas las carreras. Ahora es un ciclismo mucho más especializado. Pero no por eso son menos campeones que los de nuestra época", reflexionó la leyenda del ciclismo, que cumplirá el próximo mes 72 años.

Fue un día largo para Merckx, que partió de su casa en Bruselas a las cinco y media de la mañana y no aterrizó hasta pasadas las dos de la tarde en Asturias. En la comida, en el restaurante El Cartero, disfrutó de un menú compuesto por jamón, percebes, quisquilla, dorada y mero, todo ello regado por un rioja de Muga. Y como Merckx es amante de los buenos caldos, el seleccionador español de ciclismo, Javier Mínguez, le regaló un Vega Sicilia. Para la cena, en el Marieva, tomó entremeses, crema de marisco, pescado y paletilla de cordero.

Por la noche también se distinguió con la insignia de oro de la Asociación de Exciclistas de Asturias a Antonio Sampedro, "El Cabritu", Ramón Cueva, José Antonio Álvarez, Monchi Álvarez y Jesús Ruisánchez.

De su paso por Asturias, Eddy Merckx se llevó varios regalos. El Ayuntamiento de Gijón le entregó un sillín de cuero. Y las viudas de El Tarangu y López Carril, María del Carmen y María Elena, unas fotos del belga en el Giro con El Tarangu y con López Carril en el Tour. "Espero volver una cuarta vez a Asturias", prometió Merckx en su despedida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine