28 de noviembre de 2016
28.11.2016
Periodista de "El Mundo"

Una linda jugadita, por el amor de Dios

28.11.2016 | 01:45
Juan Carlos, el sábado.

Con un punto de amargura en su presente, Miguel Delibes contaba que, en el ayer, los futbolistas presumían de ser ofensivos y de que hoy lo hacen de defender bien. Posiblemente se refería a las primeras señales de la dictadura que habría de venir para quedarse, ese pensamiento animado por el orden mundial que santifica el sudor y la obediencia mientras asesina -y deja fuera de las convocatorias- a cualquier sospechoso de libertad. La defensa, esa cosa.

Alguna vez pensamos que nuestro Oviedín era un rebelde. Lo vimos levantarse con los brazos arremangados del pueblo, hucha a hucha, acción a acción, contra los jabalíes y las jaurías humanas de por ahí. Y, por un tiempo, la revolución de fuera se metió en el "prao" para discutirle las órdenes a la autocracia. Y en eso, a ratos, nos vimos jaleando paredes, un minuto de posesión o tres pases seguidos en campo rival. Al ataque.

Hoy, glorificada por el sistema, la virtud del Real Oviedo se coloca en su sacrificio, en la capacidad de sus soldados para defender su honra, o sea, su portería, como si fuera mejor empatar a cero que empatar a tres. Y hacerlo con "intensidad", esa palabra sagrada, ese mantra de moda que enseña las garras mientras esconde el juego.

Yo creo que Fernando Hierro llegó al Real Oviedo con una idea, pero que se está quedando con un mandamiento. Vino pensando en hacer al equipo dueño con el balón y ahora cree que salva el pescuezo haciéndolo siervo de la defensa sin él. Como si tener el balón no fuera la mejor manera de defenderse. Solo faltaba el tiempo para demostrar que defenderse sin futbol era no defenderse, que no todos los días al Rayo le iban a anular dos goles, o que el UCAM Murcia iba a fallar un penalti, o que Juan Carlos iba a salvar la imbatibilidad en Girona con una mano inenarrable. Defenderse no es destruir. Es lo contrario.

Pero yo entiendo al míster. Debe estar todo el día oyendo a sus amos de dentro y sus expertos de fuera decir eso de que en Segunda hay que ser prácticos, que en Segunda el balón parado es fundamental, que en Segunda hay que dejarse de florituras. Qué ganas tiene uno de que subamos a Primera para que los santones de este capitalismo futbolero nos den permiso para jugar, ese verbo que los románticos queremos para ser felices y comer perdices. Y ganar.

Es fácil zumbar al Oviedín después de un 5 a 1. Pero a muchos solo les sirven los resultados. Bien, aquí está la consecuencia de defenderse sin la pelota, de sudar mucho, de ser? intensos. ¿O es que el sábado -y hace dos semanas en Huesca- los jugadores no acabaron machacados a correr?? Volvamos al balón y sus efectos -ganar al Almería, un punto que mereció ser más contra el Lugo o la victoria al Levante-, démosle a Bedia o Alaniz los mismos meses de oportunidades que se les dan a otros, calmemos el fútbol. Porque así, el día que perdamos, al menos nos quedará algo.

Ojalá el Oviedín sea menos Hierro y más Fernando, una forma de tutear al fútbol y a la pelota, esa cosa redondita y suave que no muerde.

Y mientras, como escribió Eduardo Galeano en "Fútbol a sol y sombra", sólo pedimos? una linda jugadita por el amor de Dios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Fernando Alonso en su monoplaza.
Alonso: "En las rectas perdemos tres segundos"

Alonso: "En las rectas perdemos tres segundos"

El piloto asturiano asegura que se encuentra "a tope de forma y en mi mejor momento"

Marcelo salva los tres puntos para el Madrid en el Bernabéu

El defensa marcó el gol del triunfo después de que Parejo hiciera el empate y Ronaldo errara un...

Un detenido por disparar con una pistola de fogueo

El arrestado profirió gritos de 'Força Barça' ante la protesta de los seguidores del Espanyol

El Barça somete al Espanyol con doblete de Luis Suárez

Trabajado triunfo de los azulgrana que les permite mantener el liderato a falta de tres jornadas

Nairo Quintana, impresionado con el Angliru

Nairo Quintana, impresionado con el Angliru

El colombiano fue en bici hasta Viapará y en coche hasta la cima

El Proyecto Arca de Las Mestas del Narcea ya tiene su primer salmón

El pasado sábado 22 de abril, Pablo Pedregal Rodríguez, experto pescador gijonés, capturó en la...

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2016

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine