Baloncesto

El aprendizaje de Salamanca

Ángela Salvadores disfruta de su debut profesional pese a un difícil comienzo, con pocos minutos en el Perfumerías Avenida

06.01.2017 | 03:44
Una bandeja de Ángela Salvadores en un partido de Liga del Perfumerías Avenida.

Ángela Salvadores disfrutó en Asturias de sus primeras navidades sintiéndose profesional del baloncesto. Porque las circunstancias de su debut hace tres años en La Liga Femenina 1, con el Rivas Ecópolis, no tienen nada que ver con estos meses en el Perfumerías Avenida de Salamanca, el mejor equipo de España y uno de los mejores de Europa. Por eso asume como algo normal, parte del aprendizaje, las dificultades para sumar minutos.

En las estadísticas oficiales de la competición española, Salvadores aparece con 15 minutos de media en once partidos disputados, aunque en este caso no refleja su situación actual. Porque a partir de noviembre la astur-leonesa ha entrado más a menudo en los planes de su entrenador, Miguel Ángel Ortega, como ella misma explica: "Al principio no tenía muchas oportunidades. Se me hizo duro, pero seguí entrenando fuerte y en las últimas semanas ya he jugado mucho más, unos 25 o 26 minutos de media por partido".

Acostumbrada al protagonismo en todos sus equipos y en la selección española, Ángela se lo tomó con espíritu positivo: "Me sorprendió un poco, pero no voy a echar la culpa a nadie. El entrenador consideraba que había otras compañeras que lo podían hacer mejor. Y reconozco que en septiembre, sobre todo a nivel de fuerza, estaba por detrás de las norteamericanas. Trabajé mucho con la preparadora física, sobre todo la fuerza y la potencia, y en noviembre ya estaba al nivel del equipo".

Aún así sabe que por delante tiene a Krisi Givens, uno de los fichajes estrella de la temporada del Perfumerías Avenida: "Soy consciente de que Krisi es la escolta titular y, además, la quiero mucho. Es una competencia muy dura, pero también sé que puedo jugar bastantes minutos en el mejor club de España. En Rivas no era tan difícil destacar porque no había más escoltas y podía tirar todo lo que quisiera. En Salamanca todas las jugadoras son buenas. Es otro baloncesto, de nivel top".

Asegura Salvadores que en los malos momentos, tras los partidos o los entrenamientos, "me iba a casa tocada", pero que los superó porque "tuve la suerte de tener a mi lado a gente que me apoyó mucho". Así que en ningún momento se arrepintió de su decisión de abandonar la Universidad de Duke: "No fue una decisión fácil porque en Duke tenía algunas cosas que no me da el Avenida. Sobre todo estudiar una carrera en una de las mejores universidades de Estados Unidos, además de los cuatro años de experiencia. Pero yo quería ser jugadora profesional y para eso el Avenida era perfecto".

Entre otras cosas, le da la posibilidad de conseguir títulos. Asegura que el objetivo del club es ganar las tres competiciones más importantes en España y llegar lo más lejos posible en la Euroliga: "Ya tenemos la Supercopa. Si hacemos lo que tenemos que hacer y trabajamos con humildad somos el mejor equipo de la Liga y esperamos ganar también la Copa". Según Salvadores, el Avenida es tan superior en muchos partidos que aprende más en los entrenamientos del equipo, "defendiendo a Givens o atacando contra ella".

Cuando acabe la temporada con su club llegará el momento de la selección española, que afrontará el Europeo sub-20 de Oporto: "Nuestro objetivo será el de siempre, quedar campeonas. Tengo ganas porque el año pasado no pude ir por una lesión de tobillo. Me costó, pero fue una decisión acertada porque gracias a ese descanso he podido empezar la temporada sin problemas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine