13 de marzo de 2017
13.03.2017

Asturias promete

Paula González y Lucía Álvarez logran en Gijón el oro y el bronce en promesas, con triunfos absolutos de Mechaal y Gebre

13.03.2017 | 13:47
Asturias promete
Paula González, izquierda, tras su victoria. A la derecha, Paula y Lucía Álvarez con Adelino Hidalgo, presidente de la Federación Asturiana.

El atletismo es un deporte global, pero si de fondo se trata no hay lugar donde destaquen tantos corredores dotados para la resistencia como África. Allí nacieron Trihas Gebre (Etiopía) y Adel Mechaal (Marruecos), los nuevos campeones de España absolutos de cross, y allá regresarán liderando la selección española para participar en el Mundial que tendrá lugar en Uganda. Será una vuelta a las viejas esencias del cross, como el que ayer vivieron con viento, barro y lluvia los 600 atletas que participaron en el Nacional disputado en el gran circuito del Parque Fluvial de Viesques.

Un campeonato en el que Asturias brilló con el oro y el bronce de las promesas Paula González y Lucía Álvarez, así como con dos cuertos puesto en la categoría sub-23 por equipos de un combinado regional que recordó con un crespón negro en sus camisetas al recientemente fallecido Chus Montero.

La 99.ª edición del Campeonato de España constituyó el marco ideal para observar cómo la junior gijonesa Ana Junquera cumplía su objetivo de finalizar entre las diez primeras (octava y sexta por equipos), mientras la caprichosa climatología daba su primera tregua. También sirvió para disfrutar de la clase de los junior Lucía Rodríguez y Miguel González un gallego hijo de Tito González Margaride y que encabeza un generación de atletas gallegos de gran calado.

Tras los junior llegaba el turno de los promesas masculinos. El gijonés Youssef Benkert terminaba en el "top 10" mientras Moha Bakkali lo hacía con un punto de decepción en el puesto 17.º. Gerardo Casas, que finalizó 21.º, y Martin Acebes, 24.º, ayudaban para que el equipo azul y amarillo fuera cuarto por escuadras.

El madrileño Jesús Ramos, ganador de la categoría promesa, tiene indudables lazos con Asturias y es que había sido descubierto por la profesora ovetense Tere Pérez, que fue quien le convenció en el colegio para que practicara atletismo de la mano de su marido, José Luis, ayer speaker de la prueba junto a su hermano Vicente.

La carrera promesa y absoluta femenina tomaba el relevo de la jornada. Y Asturias tomó el protagonismo gracias en primer lugar a la gijonesa Paula González, que confirmaba las pronósticos más optimistas al imponerse en la categoría sub-23 mientras emergía la naviega Lucía Álvarez con su tercera plaza. Una atleta novata y sin apenas entrenamiento que no tenía experiencia anterior y que lejos de arredrarse dio lo mejor de si. Todo un diamante en bruto que está en manos del tándem Julio González y José Luís Capitán.

Molestias físicas impedían a Adela Villa (21.ª) estar más adelante, lo que suponía la pérdida de una medalla pero no un excelente cuarto puesto por escuadras para las asturianas.

Alba García en senior finalizaba 45.ª y emocionada. Lloró al cruzar la meta porque de nuevo volvía a sentirse atleta tras la artritis reumatoide que la apartó dos largos años del deporte y cercenó su condición de internacional pero no de luchadora.

La etíope afincada en San Sebastián Trihas Gebre daba una lección de profesionalidad y corría a un nivel de excelencia con un podio que completaban las manchegas Ana Lozano y Nuria Fernández. Gebre busca terminar entre las ocho primeras en el Mundial de Uganda.

El triunfo por equipo fue para Castilla-La Mancha, con Asturias ocupando la undécima plaza con Claudia Junquera en el puesto 38.º, María Diez en el 41.º y María Suárez en el 52.º tras levantarse de dos caídas. La cántabra Paula González, atleta afincada en Oviedo, lamentaba la oportunidad perdida del oro de Cantabria tras la retirada de Iris Fuente.

Y llegaba el plato fuerte de la mañana mientras la lluvia y el viento arreciaban. Un plato que agitó el segoviano Javi Guerra pero que no acertó a romper ante Lamdassem y Mechaal, a los que se les vio colaborar para hacerse con las dos primeras plazas. Lamdassen confesaba a posteriori que habían alcanzado un pacto de no agresión porque él se conformaba con la plata a sabiendas del potente final del campeón de Europa de 3.000 metros. Cogidos de la mano hicieron los metros finales hasta que Mechaal cruzó primero la línea de meta.

Cataluña ganó por equipos y Asturias terminaba decimotercera con Martín Álvarez, en el puesto 71.º, y Pablo Ibañez, en el 75.º, como los más destacados. Un Martín que salió con clavos largos de 15 milímetros. Todo lo contrario que el leonés Sergio Sánchez que estaba cariacontecido por su grave error tras apostar por salir con clavos tan cortos, de sólo de 3 milímetros que le impedían traccionar correctamente en el barro y echar por tierra sus opciones de triunfo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine