13 de marzo de 2017
13.03.2017

El Sporting B marca territorio

Los rojiblancos mantienen el liderato con su triunfo ante un Langreo más conservador que puso sus esperanzas en las acciones a balón parado

13.03.2017 | 09:17
Jaime Santos y Castiello pugnan por un balón.

Todos los focos estaban puestos en el duelo entre dos de los principales protagonistas de la Liga: el Sporting B y el Langreo. Cada uno, con su papel, interpretaron el fútbol más conveniente para sus intereses y el espectáculo no defraudó. Eso sí, el filial rojiblanco salió reforzado del duelo al lograr la victoria (2-0) con los tantos de Cristian Salvador y Claudio, manteniendo el liderato -ha ganados todos los puntos disputados como locfal- y logrando abrir una brecha de cuatro puntos con respecto a los langreanos, que pierden su condición de equipo invicto.

El choque se inició con un Sporting B más atrevido y el Langreo perdía a los cinco minutos a Pelayo, que se retiraba lesionado. Damián fue el elegido para suplirle. Las ocasiones se sucedían con claro color rojiblanco, pero sin la precisión oportuna para llevar a buen puerto sus acciones. Mientras, el Langreo jugaba sus cartas y el balón parado fue su mejor arma. Damián reclamó un agarrón dentro del área de Ramón y, poco después, el centrocampista langreano botó un saque de esquina templado que remató Turzo, pero Claudio se cruzó en el camino del gol.

El ciclón sportinguista fue perdiendo fuerza con el paso de los minutos y la balanza se equilibró. Lo que no descendió fue la intensidad. Ningún equipo estaba dispuesto a conceder el más mínimo error y con la igualada inicial se fueron al descanso.

En la segunda mitad, el viento también jugó su papel y estuvo cerca de ser protagonista en un córner, esta vez a favor del Sporting B, en el que Víctor Ruiz puso en vilo a Adrián Torre, que evitó con su cuerpo el gol. También respondió poco después a un remate de Jaime Santos que previamente había golpeado en el poste. Los rojiblancos reclamaron que el balón había traspasado la línea de cal.

El Langreo tenía clara su hoja de ruta y puso sus mayores esfuerzos en las faltas cercanas al área gijonesa. La ocasión más clara llegó a los setenta minutos, pero Nacho Calvillo se encontró con Dani Martín. Y del posible 0-1 se pasó en pocos segundos al 1-0 tras una conducción de Cristian Salvador. El centrocampista avanzó sin oposición y golpeó el balón con violencia desde la frontal para situarlo lejos del alcance de Adrián Torre. Un obús que despertó al Langreo e hizo que el filial sportinguista diese un paso atrás.

Los rojiblancos se quedarían con diez por la expulsión de Víctor Ruiz por doble amonestación, pero pese a ello resistió hasta que Claudio puso la sentencia en el tiempo de prolongación. El "9" rojiblanco tiro de fe, regateó a Torre y estableció el 2-0 definitivo. El Sporting B demostró su fortaleza como local y su condición de líder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine