02 de abril de 2017
02.04.2017

El Oviedo Baloncesto reacciona en La Coruña

02.04.2017 | 15:31
El Unión Financiera gana en tierras gallegas y se mantiene entre los cinco primeros de la LEB Oro

El Unión Financiera logra una victoria clave en su lucha por acabar entre los cinco primeros

El Unión Financiera reaccinó a tiempo y se llevó una victoria (75-88) importantísima en la cancha del Leyma Coruña. El cuadro de Carles Marco finalizó el partido con unos quince últimos minutos excelsos que le permitieron remontar una renta en contra que había llegado a ser de doce puntos (58-46 a 5.31 del final del tercer cuarto).

La primera parte fue de alternativas en el marcador y de mucha igualdad entre dos equipos que se jugaban mucho en sus aspiraciones para acabar en la parte alta de la LEB Oro. El Oviedo Baloncesto llegaba en un mal momento de juego y de resultados tras una gran primera vuelta y después de haber conseguido la victoria en la Copa Princesa. La reacción era indispensable ante uno de los equipos que amenazaban su quinta posición en la clasificación. Una posición que, de mantenerla hasta el final de la liga regular, le permitirá disputar los play-off de ascenso a la ACB siendo segundo a todos los efectos como premio por ganar la Copa. Es decir, si el Unión Financiera acaba entre el segundo y el quinto disputará todas las eliminatorias con el factor cancha a su favor y se enfrentará siempre al rival que haya quedado más abajo en la clasificación de la liga regular.

El partido fue muy complicado y el resultado final dice poco de lo que se vio en el campo y de lo que tuvo que pelar el Oviedo Baloncesto para llevarse el partido. Tras un inicio de tercer cuarto horrible, en el que el equipo local parecía que se iba a ir definitivamente en el marcador, apareció la reacción ovetense con jugadores como Dani Pérez, Miquel Salvó, Víctor Pérez, BarroHernández-Sonseca e incluso un hasta entonces errático Löfberg. Hubo que tirar de casta en defensa y de acierto en ataque para ir poco a poco llevando el partido al terreno que les interesaba.

La aparición de Víctor Pérez en el final del tercer cuarto fue clave para que el partido se fuera al último parcial empatado (64-64). Ahí apareció un Löfberg hasta entonces muy desacertado para aportar esos puntos que tanto está echando de menos el equipo ovetense en las últimas jornadas. A los mandos de Dani Pérez, felizmente recuperado, con el peligro en el juego interior de Hernández-Sonseca, con el rebote de Barro y con la inteligencia y talento de Salvó, el Unión Financiera volvió a ser ese equipo que ha encandilado a todo el mundo esta temporada. Nada pudo hacer Coruña ante ese despliegue. 

Mención aparte merece la actuación de Miquel Salvó. El catalán es un jugador de un talento excepcional. Peligroso desde la línea de tres, valiente en el juego interior, un reboteador compulsivo y un gran conocedor del juego, Salvó puede ser un jugador para jugar a gran nivel en la ACB. Este joven tiene además otra virtud importante: es de los que siempre están, de los que no se permiten un momento de relajación y cuando sus compañeros naufragan el sigue manteniendo el tipo. Hoy ha hecho un partido espectacular, sin darse un respiro y reconduciendo a un equipo que por momentos parecía haber perdido el rumbo. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine