06 de agosto de 2017
06.08.2017

Ni La Boticaria frena a Bouzán y Fiuza

La pareja astur-galaica logra su octava victoria consecutiva en la edición más disputada y espectacular de los últimos años, marcada por el porteo en la isla

06.08.2017 | 06:17
Ni La Boticaria frena a Bouzán y Fiuza
Ramalho y Merchán en el porteo de La Boticaria, con Bouzán y Fiuza todavía en la piragua.

La pareja astur-galaica Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza aumenta su leyenda en el Sella. Ayer lograron su séptima victoria consecutiva en el Descenso (2010-2017), en la edición más disputada y espectacular de los últimos años

Los vencedores invirtieron un tiempo de 1 hora, 7 minutos y 13 segundos en recorrer los 19 kilómetros que separan Arriondas y Ribadesella, en una edición que contó con la participación de 1.241 palistas y 866 embarcaciones pertenecientes a 23 países..

El portero en la isla de la Boticaria fue clave en el desenlace de la 81 edición del Descenso. Allí, a escasos 500 metros de la línea de meta, llegaron cuatro embarcaciones emparejadas: la de Walter Bouzán y Álvaro Fernández Fuiza, la integrada por Leonel Ramalho y Emilio Merchán, la de Julio Martínez y Julián Becerro, y la formada por Miguel Llorens y Luis Amado. Fueron estos últimos los que primero iniciaron el porteo; Julio Martínez y Julián Becerro lo hicieron por la zona media, mientras que Leonel Ramalho y Emilio Merchán junto con Bouzán y Fiuza optaron por seguir por el agua hasta el final. Ramalho y Merchán salieron un poco antes, pero llegaron parejos con Bouzán y Fiuza a montarse de nuevo en la piragua. El portugués Ramalho tuvo un ligero tropiezo al sentarse, lo que aprovecharon Bouzán y Fiuza para coger unos metros de ventaja que ya serían decisivos en el desenlace final. Terceros fueron Julio Martínez y Julián Becerro que completaron el podio de K-2. Es la vigésima ocasión que Julio Martínez, de 47 años, sube al podio del Sella, once de ellas como ganador.

La prueba tuvo un inicio muy igualado, con seis embarcaciones en cabeza de carrera en los primeros kilómetros. Julio Martínez y Julián Becerro fueron los primeros en coger la cabeza, seguidos de Ramalho y Merchán, y de los grandes favoritos Bouzán y Fiuza. Junto con ellos estaban los primos Emilio Llamedo y Milín Llamedo, así como la pareja francesa Stephane Boulanger-Jeremy Candy, y los riosellanos Miguel Llorens y Luis Amado.

Al paso por Triogo, el grupo de cabeza quedó reducido a cuatro piraguas, ya que la pareja francesa y Miguel Llorens y Luis Amado perdieron contacto con el grupo delantero.

Julio Martínez y Julián Becerro seguían marcando el ritmo de carrera, bastante rápido en esta primera parte del río, y además abriendo una diferencia de 40 segundos sobre sus dos perseguidores, mientras que por detrás ya más retrasados marchaban otro grupo de cuatro piraguas integrado por: Brais Sánchez y Antonio Palmas, Guillermo Pérez y Daniel Pérez, Juan Busto y Eduardo González, y Rafael Carril-Asley González.

Al paso por Toraño, con el cauce del río ya más ancho, la carrera entra en una fase táctica, siguiendo marcando el ritmo Julio Martínez y Julián Becerro.

En La Requexada se mantiene el cuarteto en cabeza, pero son Ramalho y Merchán los que pasan a encabezar la prueba seguidos de Bouzán y Fiuza, con Julio Martínez y Julián Becerro, terceros, y cerrando el grupo la pareja compuesta por los primos Emilio y Milín Llamedo.

La situación de la cabeza de carrera volvió a cambiar a la altura de la Pasarela de Cuevas. Por primera vez toman el mando de la prueba Bouzán y Fiuza, seguidos de cerca por las tres embarcaciones, una situación que se mantiene al paso por el puente de Llovio, aunque al grupo cabecero se suma la piragua integrada por Miguel Llorens y Luis Amado, que habían dejado la compañía de la pareja francesa Boulanger-Candy, y lograron engancharse a la cabeza gracias al ritmo táctico del cuarteto.

Aquí se produce un nuevo acelerón en el grupo de cabeza del que se descuelgan Emilio Llamedo y Milín Llamedo, perdiendo ya todas las opciones de subir al podio. Poco después se llegó al punto clave de la carrera, la Isla de la Boticaria, de la que Bouzán y Fiuza, que fueron los que más tiempo estuvieron en el agua, salieron con unos metros de ventaja sobre Ramalho y Merchán, que al final fueron decisivos para que la pareja astur-galaica lograse su octava victoria consecutiva en el Descenso Internacional del Sella.

Bouzán y Fiuza marcaron un tiempo de 1-07-13, entrando con una ventaja de seis segundos sobre Ramalho y Merchán, y siete sobre Julio Martínez y Julián Becerro, que completaron el podio. Cuartos fueron Miguel Llorens y Luis Amado Pérez, a 28 segundos, mientras que la quinta posición fue para los primos Emilio y Milín Llamedo.

Las vencedoras en el K-2 femenino fueron las integrantes de la selección española Amaia Osaba y Tania Álvarez, que dominaron con claridad la prueba desde el inicio. Se impusieron con un tiempo de 1-18-50, mientras que Eva Barrios y Aurora Figueras fueron segundas a más de seis minutos de diferencia. Las terceras fueron Patricia Coco y Cristina Franco, a 10-42.

La vencedora en el K-1 femenino fue la gallega Tania Fernández, seguida de la inglesa Jane Swarbreck y de la holandesa Eef Haaze.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine