06 de agosto de 2017
06.08.2017

Los pronósticos se confirman

Kristof Rasovszky y Leonie Beck se proclaman campeones de la XIX Copa Asturias de Natación en Aguas Abiertas en Navia

06.08.2017 | 06:17
A la izquierda, la llegada de la prueba masculina. A la derecha, Leonie Beck, ganadora de la prueba femenina.

Las previsiones acertaron, y los que, a priori, partían como favoritos se impusieron en la tarde de ayer en aguas de la ría de Navia. El nadador húngaro Kristof Rasovszky y la alemana Leonie Beck se proclamaron campeones de la XIX Copa Asturias de Natación en Aguas Abiertas, la antesala del LX Descenso a Nado de la ría de Navia que se disputa en la jornada de hoy. A pesar de la lluvia, fueron cientos los aficionados que se acercaron a la bocana de la ría y al entorno del muelle para disfrutar de esta prueba, que se disputa sobre 7.500 metros.

La prueba masculina estuvo marcada por la igualdad. El grupo de favoritos, encabezado por el propio Rasovszky, y en el que también estuvieron los alemanes Christian Reichert y Soren Meissner, el holandés Pepijn Smits, los italianos Alessio Occhipinti y Marcello Guidi y los españoles Raúl Santiago y Guillem Pujol, se mantuvo unido durante toda la competición, con pequeñas variaciones en el liderato. Todos esperaron a la última recta, ya entrando en el muelle, para apurar sus opciones de victoria.

Fue en ese momento cuando se vivieron dos intensos duelos que definirían el podio final. Por delante, la lucha entre el húngaro y el alemán Meissner por lograr la victoria, que sería finalmente para Rasovsky por unos pocos centímetros. Los jueces debieron recurrir al visionado de imágenes para otorgar la victoria. Por detrás, otro duelo, esta vez por el tercer puesto, entre Reichert y Smits, que finalmente se acabó llevando el holandés.

"Fue un final muy apretado, en el que no sabía si había sido yo o mi rival el que primero llegó a meta. Después de todo, fui yo, y estoy contento. Ha sido divertido", explicó tras su victoria Kristof Rasovszky. Es su primera participación en aguas naviegas, y ha llegado con ganas para lograr la victoria en el día de hoy. "Espero estar entre los mejores", apuntó. Confirma así su condición de favorito, vitola con la que llegaba a este fin de semana tras sus buenos resultados en los campeonatos mundiales de Budapest.

En féminas, la prueba estuvo dominada, en su totalidad, por las competidoras alemanas. Svenja Zihsler y Leonie Beck marcaron un alto ritmo en cabeza, que no pudieron seguir ni la española Judith Navarro, que finalmente sería tercera, ni la italiana Ginevra Taddeucci. El dominio germano fue tal que sacaron a sus perseguidoras casi cinco minutos de ventaja. En las últimas brazadas, la fuerza y determinación de Beck la llevaron a imponerse a su compatriota, logrando así el primer puesto en su primera visita a Navia.

"Aunque pueda parecer lo contrario, no fue nada fácil vencer hoy (por ayer). He estado toda la carrera pendiente de que no me sobrepasase mi compañera. Al final logré terminar por delante", explicó Beck, que elogió el ambiente de Navia: "Es muy divertido nadar aquí, con todo el apoyo que la gente presta a la natación en aguas abiertas". Junto con su compatriota Zihsler, se postula como clara candidata para el Descenso de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine