28 de agosto de 2017
28.08.2017
Voleibol

Un poleso de altura

Alejandro Vigil, de 2,10, es uno de los artífices de la vuelta de la selección española al Europeo

28.08.2017 | 01:18
Vigil remata en el partido frente a Eslovenia en el Europeo.

Alejandro Vigil González (Pola de Siero, 1993) ha vuelto a poner el voleibol asturiano en el mapa. Álex disputa el Campeonato de Europa en Polonia formando parte de la selección española absoluta, en la que no estaba un asturiano desde hace más de una década. Por sus condiciones físicas, ya que es el techo del equipo con sus 2,10, y experiencia internacional, Vigil ha sido uno de los artífices de la vuelta de España al Campeonato de Europa, tras quedarse fuera de los dos últimos.

El voleibol masculino asturiano nunca fue una potencia, por lo que no son muchos los jugadores que llegaron a la absoluta: Jaime Fernández Barros, Vallina, Juan Carlos Robles y David Sánchez, pero de ello hace décadas. A sus 24 años Vigil ya ronda los 70 partidos internacionales.

Álex Vigil se inició en el voleibol en su Siero natal, animado por los profesores del colegio Nora. Al poco ingresó en el Club Voleibol Siero, en el que estuvo hasta los 16 años. Sus condiciones llamaron la atención de los técnicos de la Federación Española, que le llamaron para formar parte de la concentración permanente de Palencia, en la que se integrán los mejores jugadores jóvenes del país. Se fue con 17 años y tres después se fue a jugar a Italia en el Sigma Aversa, donde estuvo dos temporadas.

Su vuelta a España fue al Teruel, uno de los mejores equipos españoles y la pasada temporada militó en el Noliko Maaseik belga. Alejandro tiene el objetivo de "jugar en las mejores ligas del mundo" así que tras el Europeo volverá a Italia, al Monza.

España ha perdido sus dos primeros partidos del Europeo y hoy, en el tercero del grupo frente a Ruisa, lo volverá a tener muy difícil. Algo que se podía esperar, como explica Vigil: "Estar aquí ya es muy complicado porque el nivel es muy alto". En el aspecto personal aspira a "ser cada vez mejor", por lo que tuvo que emigrar muy joven: "En Asturias apenas hay chicos que jueguen a voleibol, hasta el punto de que a veces era difícil juntar a 12 para hacer la selección asturiana". El sierense no sabe muy bien por qué en Asturias hay mayor tradición femenina: "Quizá los chicos se decantan por el fútbol y el baloncesto porque lo ven más. Tampoco ayuda que el voleibol sea un deporte que apenas tiene sitio en los medios de comunicación".

En cuanto finalice la participación de España en el Campeonato de Europa, Álex Vigil vendrá a Asturias. Apenas podrá descansar en Pola de Siero porque tendrá que hacer las maletas para viajar de inmediato a Italia para incorporarse a su nuevo club, donde a buen seguro que segurá mejorado y acercándose más a su sueño de fichar por un gran equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine