28 de agosto de 2017
28.08.2017

Tablas de altura en El Candín

Borja empató al final un duelo que comenzaron ganando los locales y que consiguió remontar el Marino

28.08.2017 | 03:50
El arlequinado Fidalgo controla el balón ante la presión del marinista Borja Álvarez, con Quero a la izquierda.

Tuilla y Marino empataron a dos en un entretenido encuentro entre dos de los equipos llamados a luchar por estar en las plazas de promoción de ascenso. Más todavía los luanquines, que cuentan con una de las mejores plantillas del grupo.

El empate fue un resultado justo ya que el duelo nunca tuvo un dominador claro y ambos dispusieron de opciones se sentenciar a su rival. Primero fue el Tuilla el que se puso en ventaja pero una gran reacción de los de Oli en cuatro minutos tras el intermedio obligó a los de Chuchi Collado a tirar de casta y del "factor Candín" para sumar un punto.

El duelo arrancó con un Marino bien plantado y decidido a buscar el triunfo pero con el paso de los minutos los de Collado se fueron asentando y ganado los duelos individuales, algo vital en un campo de las particularidades de El Candín. Pese al empuje marinista la primera acción de peligro fue para el Tuilla. Jaime Serrano remató alto un cabezazo franco en un saque de esquina en el minuto 13 pero siete más tarde, en el 21, Cristian no perdonó. La zaga luanquina envía en largo para que la arlequinada la repeliere y Óscar Pérez prolongó sobre su meta dejando solo a Cristian, quien hizo el 1-0.

Un resultado con el que se llegó al intermedio, pero en la reanudación el Marino se entonó tras la entrada de Omar y, sobre todo, gracias a la calidad de Quero. El avilesino sirvió magistralmente un falta lateral para que Saavedra empatara de cabeza y cuatro minutos más tarde, en el 49, tras un saque de banda, el extremo controló con la derecha y voleó a la red con la zurda. El Marino remontaba en cuatro minutos dejando al Tuilla grogui. Con todo, El Candín es mucho Candín. Por un lado por el carácter irreductible de los "dinamiteros" y por otro porque a sus rivales les suele entrar miedo como le ocurrió al Marino. Los de Oli dieron un paso atrás con la entrada de un tercer central, Trabanco, y ahí el Tuilla apretó. Tras un saque de banda el balón le llegó a Borja quien empató con un disparo desde la frontal que hizo justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine