07 de diciembre de 2017
07.12.2017

El Avilés suma un triunfo vital

Los blanquiazules se imponen al Llanera, un rival directo por la permanencia, con un gol de Anselm a los siete minutos

07.12.2017 | 11:41
Anselm, autor del único gol del partido, se lleva el balón ante Ángel.

La garra, la fe y el compromiso de los futbolistas, además del buen planteamiento del cuerpo técnico, dieron al Avilés tres puntos muy necesarios ante el Llanera, un rival por la permanencia. Y eso que en las últimas semanas se marcharon por los impagos tres futbolistas importantes: Vázquez, Fonso y Adama, y faltaba Luis Nuño, el máximo goleador que está con la selección asturiana. Tampoco se notó sobre el césped los tres meses que llevan sin cobrar o que nadie de la cúpula del club les felicite por el esfuerzo que están haciendo.

El Llanera empezó dominando y tuvo la primera ocasión a los dos minutos con un tiro de Néstor desde la punta izquierda del área pequeña que paró Carlos Castro bien situado, pero fue el Avilés el que marcó en una jugada de Anselm por la izquierda que superó a la defensa y batió al exblanquiazul Jandro con un tiro raso pegado al poste del ángulo corto. Era la primera aproximación local al área rival.

El gol no cambió nada sobre el campo. El Llanera siguió siendo el dueño del balón aunque, maniatado por el sistema defensivo local, llegaba la borde del área de Carlos Castro sin convicción ni ideas, mientras un Avilés muy ordenado y junto en defensa salía con mucho peligro a la contra. Y así llegó la segunda ocasión local otra vez por medio de Anselm, muy activo y peligroso todo el partido en su retorno a su posición natural en punta por la ausencia de Nuño. El barcelonés, que hasta ahora jugó en banda, se coló entre los centrales tras un buen pase en profundidad de Pablo Tineo y se quedó solo ante Jandro, que acertó a tocar el balón lo justo para enviar a córner.

No hubo más reseñable hasta el descanso. Los equipos se retiraron al vestuario con la incertidumbre del marcador porque el Llanera dominaba pero el Avilés creaba mucho peligro, sobre todo por la velocidad de Anselm.

Los dos equipos siguieron haciendo lo mismo en el segundo tiempo y el tiempo corría a favor de los locales, muy cómodos en su tarea defensiva ante el escaso peligro visitante, pero con menos salida en ataque. De hecho, el único recurso era enviar balones largos para que Anselm se peleara con la defensa.

La primera ocasión visitante llegó a los 59 minutos a cargo de Plaza, que se llevó el balón tras una indecisión de los centrales pero envió alto ante la salida de Carlos Castro. Fue el único síntoma de debilidad de la defensa local durante los noventa minutos.

El partido entró en la recta final con el único aliciente de la incertidumbre del resultado porque juego sobre el campo había muy poco. La salida de Chus a falta de tres minutos dejó al Avilés con los siete jugadores del primer equipo en el campo que marca el reglamento para poder jugar y evitar una sanción.

Sergio Menéndez pudo acabar con el sufrimiento local en el primer minuto de los cuatro que añadió el árbitro, pero no llegó en el segundo palo a un buen centro desde la izquierda de Jorge después de una jugada personal del canterano. Y ahí se acabó todo.

La plantilla descansa hasta el lunes, que volverá a entrenar en La Toba (10.30 horas) para preparar la vuelta del próximo miércoles (20.00 horas) de la Copa Federación contra el Burgos en el Plantío. El partido de ida concluyó con empate a un gol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine