04 de abril de 2018
04.04.2018

Pelayo Novo recupera la consciencia y ya empieza a comer

El exjugador del Oviedo mejora poco a poco de sus múltiples fracturas en el Hospital Clínico de Zaragoza, donde permanece acompañado de sus allegados. Todavía falta por conocer el alcance de alguna de sus lesiones.

04.04.2018 | 14:23
Dos aficionados del Oviedo muestran una pancarta de apoyo a Pelayo Novo antes del partido contra el Alcorcón.

La salud de Pelayo Novo evoluciona favorablemente dentro de la gravedad. El exjugador del Oviedo, que el sábado se precipitó desde el tercer piso de un hotel en Huesca, va mejorando poco a poco de sus múltiples lesiones y de las que fue operado el mismo sábado en una intervención de casi seis horas. El futbolista, que sigue en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico de Zaragoza acompañado de su familia, ya ha recuperado toda la consciencia y ha empezado a comer, según aseguran sus allegados más próximos. A pesar de estos avances, su estado de salud exige de momento la máxima prudencia y la máxima cautela. Todavía falta por conocer el alcance de alguna de sus lesiones, especialmente una en la zona de la espalda.

El fútbol, en general, y el Oviedo, en particular, sigue estando muy pendiente de la evolución del futbolista, un tipo muy querido y que dejó una gran huella en los sitios por los que pasó. Un ejemplo son las palabras de Quique Setién, actual entrenador del Betis, que lo dirigió en el Lugo en la temporada 2014-2015: "Me dejó marcado como futbolista y como persona", dijo el entrenador santanderino. "Es un chaval extraordinario", indicó.

Pela sigue luchando en el Hospital de Zaragoza, hasta donde se desplazarán el próximo fin de semana alguno de sus amigos más allegados. Lucha fuerte él, luchan fuete sus padres, Juan y Fini, lucha fuerte su hermana, Patri, y lucha también fuerte el pequeño Mateo (un año y diez meses), su sobrino y su gran debilidad. Luchan fuerte, aquí o allí, toda la gente que le quiere, es que es mucha, independientemente de los colores.

El suceso conmocionó al fútbol y dejó corazones encogidos en muchos rincones del país, especialmente en Oviedo, su casa, y en el Albacete, su actual club. El ovetense cayó desde un tercer piso, unos 15 metros, y el impacto le causó múltiples fracturas. "Vamos hacia adelante poco a poco, hay que tener paciencia y darle mucha fuerza a Pelayín", indican sus allegados.

Las muestras de cariño seguirán este fin de semana

Las muestras de cariño y los mensajes de fuerza y ánimo seguirán este fin de semana por todo el fútbol del país. En Albacete, la afición mañana tiene previsto acudir con un lazo blanco en  homenaje al futbolista y organizar un emotivo aplauso para el minuto 18, su dorsal. También es de esperar que en el Lugo-Oviedo del próximo domingo (16.00 horas) haya algún gesto hacia el jugador, que perteneció a los dos clubes

Este pasado martes, la plantilla del Albacete regresó a los entrenamientos y le mostró su apoyo en una rueda de prensa con todos los miembros del club: futbolistas, cuerpo técnico, utilleros. "Consideramos que la mejor forma de apoyarle es centrarnos en lo deportivo", señalaron los capitanes, que anunciaron que, a partir de ahora, "cualquier información relativa a esta situación será proporcionada por el club".

En realidad, desde el sábado está siendo así. El Albacete, en boca de sus dirigentes, va detallando lo que puede con obligada y necesaria sensibilidad. Según la entidad manchega, el futbolista hablaba por teléfono en el momento en que se precipitó a un patio interior. Pela había estado poco antes con Cifuentes, compañero de su misma edad (27), pero cuando se cayóe estaba solo.

Persona centrada e inquieta

Pelayo es un tipo que cuesta encontrar en el fútbol actual. En un mundo tan ególatra y muchas veces mezquino, él siempre ha brillado por su aplastante naturalidad. Quienes lo conocen pueden dar fe de su sencillez, nada que ver con muchos de los futbolistas actuales. Paciente y cercano, rodeado de una familia ejemplar y unida, Pela valora la vida más allá del fútbol. Pasó por la facultad de Ingeniería y encontró inquietudes que escapan al balón. Por ejemplo, hace un tiempo, cuando jugaba en el Elche, se sacó el carnet de patrón de barco y ya tenía dos niveles del curso de entrenador. 

Como todos los futbolistas, sufría con las lesiones, que se habían cebado con él. Pero ya las tenía casi superadas y se preparaba para volver. Ahora Pela lucha por superar múltiples lesiones. Lo hace con su fuerza habitual, con la de toda su familia y con la de muchísima gente en España. El apoyo es enorme para un partido que, seguro, Pela volverá a ganar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine