El secretario de la FADE apuesta por la apertura a los mercados internacionales

 

Gijón, J. M. CEINOS

La economía asturiana «tuvo un pasado complejo, tiene un presente esperanzador y un futuro ilusionante», pero para alcanzar ese futuro «debe abrirse al exterior y concentrar todos los esfuerzos para que sea competitiva». Éste es el diagnóstico que el economista Alberto González (Mieres, 1965) y secretario general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), explicó ayer, en Gijón, en una conferencia que pronunció en el Ateneo Jovellanos.


Y para lograr la competitividad, el economista afirmó que se deben poner «bases sólidas» en tres apartados fundamentales: el territorio, la población y las empresas. Respecto al primero, señaló Alberto González como prioridad la finalización de las infraestructuras de comunicaciones, para «facilitar el acceso desde Asturias hacia y desde el resto del mundo», así como cambiar la «competencia insana entre territorios y ciudades por la colaboración».


En cuanto a la población, tras destacar de cada cien asturianos en edad de trabajar sólo lo hacen 46, el secretario general de la FADE abogó por «mejorar la formación», es decir, la educación y la capacitación, especialmente en idiomas (el inglés específicamente).


Y por lo que respecta a las empresas, opinó que deben «internacionalizarse», caminar por la senda de la «innovación y el desarrollo tecnológico» y, como última elemento de la receta, «ser agresivas en la venta».

Manager Focus
El rincón del directivo

¡Cómo ha cambiado el Marketing!

Los seres humanos prefieren organizarse en tribus, en grupos de personas que comparten un líder, una cultura o una definición propia de "normalidad"

Enlaces recomendados: Premios Cine