Un fabricante asturiano en expansión
 

Cafés El Gallego compra la catalana Rovi y se convierte en líder español

El grupo de Tineo incorpora como minoritarios a los dueños de la planta de Sant Boi y pasa a gestionar 4 fábricas, 16 marcas y 4 franquicias

 

Oviedo, Javier CUARTAS

La empresa cafetera asturiana El Gallego, de Tineo, propiedad de la familia Rodríguez, adquirió ayer la mayoría accionarial de la compañía catalana Cafés Rovi, de Sant Boi (Barcelona), propiedad desde 1890 de la dinastía Roure, que pasará a suscribir una participación minoritaria en El Gallego. Con esta operación, el grupo tinetense El Gallego Montecelio se convierte en el mayor fabricante español de capital nacional con marca propia.


Con la adquisición de la mayoría de control de Cafés Rovi, que produce más de un millón de kilos de café en su planta de Sant Boi (Barcelona), en la que se da empleo a 55 trabajadores, El Gallego se implanta en Cataluña y completa su despliegue en la totalidad del mercado nacional, con la salvedad de Canarias.


Esta adquisición empresarial es la duodécima operación corporativa de El Gallego en once años, tras las sucesivas adquisiciones de Cafés Areces (Asturias), Juli (Benavente), Tarrero (Palencia), Arroyo y Nays (Segovia), Capuchinos (Córdoba), Campogrande, (Valladolid), La Flor de América (Zamora), Valiente (Valencia), Cafegal (Orense) y Mantequerías Lorenzana (León), que se sumó a Mantequerías de Tineo.


Con la toma de control de Rovi, El Gallego pasa a gestionar cuatro fábricas en España (Tineo, Grado, Valencia y Barcelona), para las que prepara un plan de especialización por líneas de producto (la de Grado será absorbida por la nueva de Tineo), y a manejar 16 marcas cafeteras, que pervivirán bajo la enseña común Cafento.


Tras la anexión de Rovi, El Gallego suma una plantilla de 445 trabajadores y una producción de 8 millones de kilos de café anuales. El Gallego, que desde 2006 ya era líder nacional en el sector de la hostelería, pasa a ser ahora el mayor fabricante español con marca propia y de capital nacional. Por delante, sólo se sitúan las multinacionales Nestlé, Sara Lee y Kraft Foods, y dos fabricantes españoles de marca blanca para empresas de distribución: Unión Tostadora, de Logroño, y Seda Solubles, de Palencia, éste último especializado sólo en café soluble.


La operación formalizada ayer supone a su vez que El Gallego incorporará a su grupo una nueva cadena de cafeterías en franquicia, denominada Plantaciones de Origen, propiedad de Rovi, y que está presente en España, Dusseldorf y Dubai. Esta red, que pasará a ser la cuarta cadena hostelera gestionada por El Gallego -el grupo asturiano ya cuenta en la actualidad con las franquicias Flor de América, Cafés Arribes y Cafés Valiente-, será la enseña que El Gallego utilizará para su expansión fuera de España.


Carlos Manuel Rodríguez, director gerente de El Gallego, declaró que «el crecimiento, sin merma de la rentabilidad, es condición necesaria para que una empresa familiar pueda perpetuarse».

Manager Focus
El rincón del directivo

¿Eres un líder orientado a la acción?

La determinación es algo fundamental para conseguir un propósito en la vida y en cualquier proyecto empresarial

Enlaces recomendados: Premios Cine