Más obras

Los inmigrantes concentran el aumento del paro en Asturias por la crisis del ladrillo

l La región tiene el doble de desempleados extranjeros en la construcción que hace un año l La demanda de trabajo crece el 27% entre el colectivo

27.05.2008 | 08:58
Obras de ampliación del puerto de El Musel.
Obras de ampliación del puerto de El Musel.

Madrid / Oviedo

Oviedo, L. G.

El desempleo crece en Asturias por el lado de la construcción y, de manera singular, por el de los inmigrantes, que hasta ahora habían encontrado en el sector del ladrillo buena parte de sus oportunidades de trabajo. El Principado tiene 2.379 extranjeros en paro, 512 más que hace un año, y el número de los que buscan empleo en la construcción prácticamente se ha duplicado desde la primavera de 2007. Los últimos datos indican que ésa es la parte más frágil del mercado de trabajo, la que está soportando más que ninguna otra los efectos en el empleo del deterioro de la economía.

El pasado mes de abril las cuentas del Ministerio de Trabajo reflejaron el siguiente panorama para Asturias: la comunidad está encajando mejor que la mayoría las nuevas dificultades del mercado laboral, aunque por primera vez en cuatro años se frena la mejora del empleo, debido principalmente al aumento del paro en la construcción, al desenlace del «boom» inmobiliario. Otras cuentas que acaba de divulgar el Servicio Público de Empleo del Principado indican que son sobre todo los inmigrantes los que están engrosando las listas del paro.

Asturias sigue aumentando su nómina de trabajadores extranjeros, como se constató recientemente con el avance de las afiliaciones a la Seguridad Social, pero la oferta de empleo no da para absorber el incremento de la demanda. El número de inmigrantes en paro ha aumentado el 27,4 por ciento en un año. Es una de las proporciones más bajas del país, donde el avance del desempleo de los extranjeros se acerca al 60 por ciento. En regiones como Castilla-La Mancha y Murcia se supera el 80 por ciento.

La región tiene 512 inmigrantes parados más que en abril de 2007 y el aumento general del desempleo ha sido de 189 personas. Esto es, a la postre los extranjeros han concentrado la subida del paro en Asturias, que de manera efectiva disminuye entre los nacionales.

La demanda de trabajo de los extranjeros se ha disparado en la construcción, con un aumento interanual del 97,5 por ciento (238 desempleados más). Presumiblemente, la caída de actividad en la edificación está pasando factura a la contratación de inmigrantes. La actividad constructora da trabajo a uno de cada cuatro inmigrantes que están de alta en la Seguridad Social en Asturias.

Los rasgos principales de la demanda de empleo de los extranjeros en Asturias son los que se resumen a continuación.

l Sexos. El incremento del número de parados es más intenso entre los varones (49 por ciento, 357 desempleados más) que entre las mujeres (13 por ciento).

l Edades. El paro sube más entre los extranjeros con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, si bien también es notable el aumento (28 por ciento) entre los más jóvenes.

l Sectores. Los inmigrantes buscan trabajo, principalmente, en la construcción y en los servicios. La variación del desempleo entre quienes se dedican a la industria es menos representativa, como también ocurre en el caso de la construcción.

l Formación. La mayoría de los parados inmigrantes de Asturias tienen estudios de Secundaria. Los casos de titulados universitarios son pocos (45) y menos aún los de personas extranjeras con formación profesional inscritas en las oficinas del Inem regional.

l Ocupación. El perfil profesional del mismo colectivo no difiere sustancialmente del que presentan los parados nacionales. El grupo más amplio (925) son trabajadores sin cualificación. No obstante, se observa un aumento significativo del número de desempleados que tienen la consideración de trabajadores cualificados. Ese incremento, que llega a superar el 80 por ciento, puede estar conectado con el descenso de las oportunidades de trabajo en actividades ligadas a la vivienda, que se está reflejando en el que podría ser el retrato tipo del nuevo parado asturiano, inmigrante o no: un varón con más de 25 años, demandante de empleo en la construcción y con oficio.

Las administraciones públicas licitaron el pasado mes de abril obras por valor de 18.174 millones de euros, el 23,9 por ciento más que durante el mismo mes de 2007. Tanto la Administración central como las autonómicas intensificaron la tramitación de proyectos después de un primer trimestre del año que en varias comunidades, Asturias entre ellas, se había saldado con fuertes retrocesos de la licitación. Según los datos que ayer divulgó la patronal Seopan, «lobby» que reúne a las grandes compañías contratistas de España, la región ha remontado ahora aquel bache que precedió a las últimas elecciones generales.

Conforme a las cuentas de Seopan, las distintas administraciones licitaron entre enero y abril de este año obras en Asturias por valor de 456 millones de euros, cantidad que supone un incremento del 52 por ciento interanual. Tal avance se produce sobre todo gracias a los proyectos tramitados por la Administración regional. Hasta marzo, las licitaciones del Principado había descendido notablemente, pero esa situación se invirtió el pasado abril. Como ya explicó este diario, el Principado ha agilizado en las últimas semanas los trámites de numerosas obras para evitar las demoras propias de la cercana entrada en vigor de la nueva ley de contrataciones públicas. En el conjunto del primer cuatrimestre del año, el Principado ha licitado por valor de 275 millones de euros, un 129 por ciento más que a la misma altura de 2007.

La licitación de obra pública aumentó un 23% cuatrimestre de este año. En abril se sacaron a concurso o subasta proyectos por valor de 18.174 millones.

En Asturias

La tramitación de obras públicas aumentó el 52% interanual, hasta alcanzar los 456 millones de euros entre enero y abril. Fue gracias a esto que el Principado duplicó sus licitaciones el pasado mes.

Enlaces recomendados: Premios Cine