Ministerio de Fomento

Blanco garantiza que el trayecto Madrid-Oviedo se realizará en 2 horas y 35 minutos

El AVE es para Blanco un medio de transporte que contribuirá a potenciar el desarrollo económico de España y que además "vertebrará el conjunto del país garantizando la igualdad de oportunidades de todos los territorios"

11.07.2009 | 22:58

El ministro de Fomento, José Blanco, ha garantizado hoy que el trayecto ferroviario entre Madrid y Oviedo se realizará en un tiempo de 2 horas y 35 minutos una vez concluyan las obras del la línea de alta velocidad actualmente en ejecución.

Blanco ha anunciado también que los trenes alcanzarán una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora a su paso por el Principado, y ha destacado que el trazado entre León y Asturias, concretamente entre Lena y Gijón, será "completamente nuevo y tendrá un ancho de vía internacional".

El ministro ha hecho estas declaraciones tras asistir al calado del segundo túnel de la variante ferroviaria de Pajares, que abre el paso subterráneo entre la provincia de León y Asturias y que forma parte del corredor norte-noroeste de alta velocidad.

Al acto también han asistido el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, y el comisario de Transportes de la UE, Antonio Tajani, entre otras autoridades.

El titular de Fomento ha señalado además que en los túneles de la variante de Pajares se habilitará un tercer carril, así como en los tramos externos que lo requieran, para el tráfico de mercancías.

De este modo, se reforzará la entrada y salida de productos desde los puertos asturianos, tal y como fue definido en el 2002 y como ha defendido el Gobierno asturiano.

"Potenciaremos los puertos asturianos de Gijón y Avilés tanto en la exportación como para la importación y acortaremos los tiempos de conexión de la meseta", ha explicado.

Las obras de la variante de Pajares han supuesto una inversión de casi 2.391 millones y se integran en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) del Ministerio de Fomento.

Esta construcción supondrá una reducción de 33 kilómetros de distancia en el recorrido entre León y Gijón, además de una significativa reducción del tiempo de viaje entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Asturias.

La variante ha sido desde su comienzo una complicada obra de ingeniería ya que se trata del segundo túnel más largo de España después del de Guadarrama y el séptimo a nivel mundial, con un total de 49,7 kilómetros de longitud.

"De aquí se llega a Hong Kong", ha bromeado el ministro, quien ha apuntado que la puesta en marcha de la alta velocidad en el Principado "no ha sido una tarea fácil", por lo que ha agradecido el "esfuerzo" de las 4.000 personas que han trabajado de forma simultánea durante los últimos años en esta obra.

"Hemos conseguido atravesar la muralla natural de Pajares con unos túneles de 24 metros de anchura que respetan el medio ambiente", ha comentado el ministro.

El ministro ha agradecido el trabajo de sus predecesores en el cargo, Francisco Álvarez-Cascos y Magdalena Álvarez, y el impulso que ambos políticos dieron a la implantación del AVE en Asturias.

Tras el anuncio de Blanco, Areces ha manifestado su satisfacción por la reducción del tiempo con Madrid, y ha señalado que la variante se encuentra en los plazos fijados y que se finalizará según las previsiones.

Ha señalado que el deseo del Gobierno que preside es que el AVE tenga parada en Oviedo y Gijón, algo singular a nivel nacional porque ambas ciudades están apenas a 30 kilómetros.

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine