Datos de 2008

La inversión extranjera se mantiene pese a la crisis

La inversión extranjera directa (IED) en España se mantuvo en 2008 y sumó 37.715 millones de euros, el 0,4% más que un año antes pese a la actual coyuntura económica

15.07.2009 | 17:34

Sin embargo, las inversiones brutas españolas en el exterior cayeron el 64,6% hasta 38.636 millones de euros.

Así se desprende del informe de los flujos de inversión española y extranjera correspondiente a 2008, que situaron a España como séptimo receptor mundial de IED y en cuarta posición dentro de la Unión Europea.

El estudio fue presentado hoy por la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo y el consejero delegado de la Sociedad Estatal Invest in Spain, Javier Sanz, quien explicó que las desinversiones en 2008 en España se redujeron el 69% hasta 3.113 millones de euros, lo que refleja la "importante confianza de los inversores extranjeros" en España.

Sanz apuntó que el 84% de estas desinversiones se debieron a ventas a inversores residentes y tan sólo un 2,8% a liquidaciones de empresas, lo que significa "que se mantuvo el empleo y la actividad empresarial en España".

No obstante, la secretaria de Estado de Comercio advirtió de las "caídas importantes" que sufrirán los flujos de inversión españoles (tanto de entrada como de salida) este año por culpa de la crisis financiera y la restricción del crédito.

Aunque precisó que es "prematuro" dar cifras de descenso de los flujos de inversión, dijo que la caída puede estar entre un "quince, treinta o incluso un noventa por ciento".

En este sentido avanzó que la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) prevé una contracción de la inversión extranjera directa del 54% en el primer trimestre de 2009, y de hasta el 60% para los países de la OCDE a finales de año.

Por ello, señaló que, frente a la caída de las inversiones brutas españolas en el exterior, es necesario "reponer las pérdidas en los países de origen", ya que las desinversiones españolas en el extranjero cayeron más de la mitad y significaron el 17% de la inversión bruta total.

Sin embargo, Iranzo elogió que en los últimos quince años España haya multiplicado por 37 la inversión en el exterior.

Según este informe, España también aumentó en 2008 la cuota de captación mundial de inversión extranjera directa del 3,5% en 2007 al 4% en 2008.

La Unión Europea fue el primer inversor en España y el Reino Unido acaparó el 46,3% de las inversiones debido principalmente a la operación de compra de Altadis por parte de Imperial Tabaco, seguida de Alemania, cuyas inversiones supusieron el 26,3% del total, Francia (7,8% del total) y Países Bajos (4,1%).

Los sectores que atrajeron mayor flujo de capital exterior fueron el comercio (47% del total), la producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua (27,3%) y la intermediación financiera, banca y seguros (9,4%).

En cuanto a las inversiones españolas en el exterior, los países de la OCDE representaron el 85,5% del total, con una caída del 72,2%, mientras que la inversiones en la Unión Europea supusieron el 49,2% del total y descendieron casi el 81%.

Las inversiones españolas a la zona euro (47,8% del total) se redujeron el 79,2% y las dirigidas a Latinoamérica (17,5% del total) cayeron el 25,9%.

Estados Unidos fue el primer receptor de inversión española directa, con 6.516 millones de euros, seguido del Reino Unido, 4.652 millones, de los Países Bajos, 3.564 millones, y de México que recibió 3.306 millones de euros.

Por sectores, las inversiones españolas en el exterior se concentraron en la Banca, Finanzas y Seguros, que supusieron el 50% del total, y en la producción de energía eléctrica, que representó el 16,5%.

Por comunidades autónomas, Madrid supuso el 32,4% del total, Cataluña, el 20,4%, Cantabria, el 18,1% y el País Vasco, el 15,5%.

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine